17.3 C
Santander
viernes, mayo 27, 2022

INCOMPATBILIDAD DE COMUNISMO Y DEMOCRACIA

La sociedad española, parece vivir ajena a lo peligroso que es para la libertad, los derechos humanos y la democracia el comunismo.

El comunismo, es una idea perversa con millones de muertos a sus espaldas en los diferentes regímenes de terror y muerte.

China, la Unión Soviética, Corea del Norte, Cuba, Venezuela son algunos ejemplos en diferentes grados.

El Parlamento Europeo en una resolución clara y contundente del pasado 9 de septiembre, realizó un largo manifiesto condenando ideologías tales como las dictaduras comunistas  y nazis.

Sin  embargo en España, algunos personajes presumen de defender dichas ideologías que sólo sembraron terror, muerte y miedo.

El Gobierno de España, es lo que es un acto de irresponsabilidad y de deslealtad con la democracia, se permite tener entre sus miembros y altos cargos a personajes que no condenan las atrocidades comunistas, sino que parecen sentirse orgullosas.

Mucha Memoria histórica para algunas cosas, y desmemoria y desvergüenza total para otras.

Por mucho “blanqueamiento” e imagen exterior que  se quiera, el comunismo es incompatible con la democracia y con la libertad y no reconocerlo es una farsa y un gran error por parte de la sociedad.

Sólo hace falta conocer la historia y tener voluntad de que no se repita. 

Publicidad

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Permite que se te muestren anuncios en nuestra web.

Parece que estás usando un bloqueador de anuncios. Dependemos de la publicidad para financiar nuestro medio.