13.6 C
Santander
jueves, abril 18, 2024

GRAFITEROS, TERRORISMO URBANO EN CANTABRIA

Nos hacen llegar una noticia que ha pasado prácticamente inadvertida para la ciudanía de nuestra Comunidad, de un hecho que solo podemos calificar de extraordinariamente grave y preocupante, y que afecta a la maltrecha red ferroviaria (tras el fiasco de los túneles y el fallido AVE).

Según versión de la viajera N.K.K.., este pasado sábado 20 de Enero de 2.024, cuando tomó el tren RENFE (antigua FEVE) de cercanías a las 20,30 con destino Torrelavega, y con el tren abarrotado, con gente de pie en los pasillos, el convoy ferroviario fue interceptado antes de llegar a la Estación de Mogro por unas ocho personas encapuchadas, que obligaron a detenerlo por espacio de 20 minutos, tiempo durante el cual con atuendos e instrumental debidamente preparado, “grafitearon todo el tren” a la vista de todo el mundo, según se plasma en la fotografía tomada por la viajera, al tiempo que ellos mismos grabaron su fatídica acción.

Durante dicho espacio de tiempo el maquinista mantuvo cerradas las puertas del tren, para impedir la salida o pánico de los viajeros, con el consiguiente malestar, ataques de ansiedad, sin que fuera posible la llegada de los cuerpos y fuerzas de seguridad (Guardia Civil o Policia) a pesar de que fueron advertidos de la situación según denunciaron los usuarios y el maquinista. El convoy, una vez manchado en su integridad, prosiguió su curso cuando estos terroristas y/o vándalos decidieron.

Durante dicho espacio de tiempo, a todos los viajeros (no sabemos calcular, pero más de 300 personas), les fue conculcado el derecho constitucional de libre circulación, fueron prácticamente secuestrados por estos delincuentes durante veinte minutos, con los agravios que conllevan, al tiempo que han saboteado un transporte publico, y además han causado unos daños que pueden oscilar en torno a los 100.000 y 200.000 euros, coste que implica el restaurar dicha unidad.

Cabe añadir, que los sprays utilizados para tal vandalismo, contienen sustancias inflamables y toxicas para la salud, de la que los propios “terroristas urbanos” van debidamente protegidos con mascarillas apropiadas, con el riesgo para los viajeros que abrieron sus ventanas, y para el propio convoy que pudo incendiarse.

grafitis 2

Dicho en otras palabras, esta acción es constitutiva de diversos delitos, contra el Orden Publico, Salud, Libertad y daños, castigados duramente en el Código Penal. Me pregunto ¿han sido identificados o detenidos estos terroristas urbanos modernos por las fuerzas de seguridad?.

El diccionario de RAE define el terrorismo como “una acción criminal de bandas organizadas que, reiteradamente y por lo común de modo indiscriminado, pretende crear alarma social con fines políticos (o activismo)”. El art. 572 del Código Penal establece cometen este delito “quienes perteneciendo a organizaciones o grupos terroristas cometen delitos de estragos (e incendios) con penas de prisión de quince a vente años”.

Sumando todas estas conductas delictivas, a los autores les pueden, y deben, caer condenas de más de treinta años de prisión, pero están campando en la total impunidad por lo que se ve.

Por tanto, esto no es una manifestación artística de las de antaño (Ihering en USA u OKUDA), esto es una acción delictiva y vandálica por el modus operandi de estos delincuentes anti-sistema.

Insisto, salvo que este cometiendo un lapsus, esta noticia ha pasado inadvertida en todos los medios de comunicación (o si lo ha sido ha sido muy tenue), siendo de extrema gravedad como se acaba de indicar, pues además de las conductas delictivas precedentemente mencionadas, genera una ALARMA SOCIAL en el uso de los transportes públicos.

A raíz de este episodio me he tratado de informar, y al parecer son bandas especializadas en este tipo acciones, internacionales, que están causando gravísimos daños, en este caso, a la Red Ferroviaria (RENFE-ADIF) y a los usuarios del transporte publico.

Este hecho, insisto, no es aislado, se acaba de producir recientemente en el Metro de Barcelona, donde por espacio de diez minutos destrozaron la unidad.

En la pagina web de RENFE, esta secuencia de hechos es altamente preocupante, pues se habla del “Turismo del grafitti”, realizado por individuos de distintos países, que, como acaba de suceder en Cantabria, “graban sus acciones y las difunden en las redes”.

Dicha compañía ferroviaria proporciona unos datos escalofriantes respecto a estas acciones durante el año 2022:

– Se perdieron 25.2 millones de euros de dinero publico por estas acciones.

– Se vandalizaron más de 150.000 metros cuadrados de superficie de trenes. (mas que todos los campos de futbol de primera).

– Se denunciaron 3559 intrusiones.

– Se malgastaron 10.500 horas de trabajo.

– Se generaron más de 16.000 litros de liquido toxico (sprays), con benceno y butadieno.

– Se consumieron más de 400.000 Kw/ debido al traslado de los trenes para su reparación (equivalente a 36.000.000 de bombillas).

Yo, que tengo a gala ser hijo de ferroviario y de haberme criado entre trenes, estas actuaciones me parecen insólitas, y me acuerdo que antaño viajaba una pareja de la Guardia Civil en cada trayecto. Creo que el Gobierno debe tomar medidas con inmediatez y proteger a los viajeros, a la red ferroviaria y al transporte publico, y en lugar de sembrarnos de radares (para recaudar menos multas en tráfico), deberían habilitar más fuerzas de seguridad para protegernos de la delincuencia moderna, y de los robos y atracos.

Publicidad
spot_imgspot_img

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

spot_imgspot_img

Lo último