14.1 C
Santander
jueves, mayo 23, 2024

BURUAGA Y EL LOBO 

Me ha parecido leer estos días que la Presidenta de nuestra Comunidad, Sra. Buruaga, va a desplazarse de Bruselas para defender a nuestros ganaderos frente al lobo, y llevar a cabo caza selectiva y sacarlo de las especies protegidas. 

Leíamos también al día siguiente en el Diario Montañes que el censo de ganaderos en Cantabria había descendido significativamente en torno a un 81% desde el año 2.001, por un descenso generacional en la continuación del sector. 

Pues bien, son dos noticias relacionadas con el sector ganadero y al tiempo un tanto contradictorias. Últimamente estamos dando mucho protagonismo al “Lobo”, prácticamente a diario, con un debate, en mi modesta opinión, un tanto absurdo porque no creo que este constituya un tema trascendental ni en Cantabria, ni en España ni en Europa donde se encuentra debidamente protegido. 

Desconozco el montante de los “perjuicios” que al fin del año genera este genuino animal en el sector ganadero, que en mi opinión hay que cogerlos con puntillas. El otro día escuchaba en un Bar de la provincia de León, que “el lobo mataba los animales y los dejaba en el corral”, con cierta sorna por parte de la camarera, y algo de razón no le faltaba, pero dudo que tengan una repercusión notable en nuestra economía. 

Lo cierto es que, desde mi modesto ver y entender, el lobo forma parte de nuestra fauna ibérica, y más los que nos criamos viendo “el Hombre y la tierra” de nuestro querido Félix Rodríguez de la Fuente, y además tenia una función notable en el ecosistema de la península ibérica, al ser un depredador de especies silvestres como el venado, jabalí heridos, favoreciendo su evolución mejorando la especie,  y favoreciendo la vegetación que veces es pasto de los herbívoros.  

De hecho, en el parque de Nacional de Yellowstone (USA) introdujeron lobos precisamente como un elemento de reforestación con éxito en un programa de hace 20 años. Y es un hecho evidente que este animal, como todos, tiene que alimentarse, pero si la caza, por el mero placer de diversión, elimina sus presas, es lógico que tenga que procure alimentos del ganado mas a mano, pero claro, el lobby de la actividad  cinegética genera economía y divertimento para sus aficionados que son miles, y en muchos casos acaudalados. 

 Por tanto, el lobo se ha convertido en un problema de estado hasta el punto que, como decía al principio, la Sra. Buruaga se desplazará expresamente a Bruselas para que se le excluya de las razas protegidas, cuando debería viajar para otros cometidos, como la reindustrialización de la Comunidad, la obtención de ayudas o  programas para dar salida a nuestra juventud en Cantabria, y al mismo tiempo, en lugar de despilfarrar dinero con el (anunciado) fracaso del “Año Jubilar Lebaniego” 2.024, heredando los despilfarros de Marcano, y siguiendo su ejemplo dando 350.000 euros al Racing, todo ello sin retorno como se ha reconocido en Liébana. 

El problema de los ganaderos no está en cargarse al lobo, el asunto es más delicado, pues es de mayor gravedad los bajos precios de todo el sector primario, los elevados costes, material y gasoil, la falta de personal, pues es un trabajo de 24 horas los 365 días al año, sin descanso, lo que exige una solución. 

Publicidad
spot_imgspot_img

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

spot_imgspot_img

Lo último