14.9 C
Santander
lunes, octubre 26, 2020

Luto en Cantabria: Van Den Eynde/Jaime Blanco

En poco menos de 24 horas han fallecido dos personas, dos cualificados políticos que no han pasado desapercibidos en nuestra Comunidad Autónoma, Jaime Blanco  y Eduardo Van den Eynde.  Se van dos figuras  que reunían cualidades tan escasas  en  el ámbito publico hoy en día tanto  en nuestra nación como en nuestra Comunidad (Revilla es caso aparte, y ya di mi opinión sobre su figura, donde el gris predomina sobre el blanco).

Comenzaré, siguiendo el orden necrológico, por Jaime Blanco, quien falleció primero, y al que no tuve el gusto de conocer ni tratar personalmente, pero más de una vez tuve la tentación de hacerlo, en concreto hace no mucho en una visita al Restaurante Pomodoro, pero no lo consideré oportuno por no ser momento ni lugar dado que se encontraba en un ambiente familiar que decidí respetar, pero me hubiera gustado manifestarle, ya con el paso de los años, mi atención por sus vicisitudes políticas.

Conocí, por referencias como digo, a Jaime Blanco cuando acudía allá por el año 78 a dar mítines políticos al inicio de la democracia al cine de Mataporquera (bastión socialista e izquierdista), con camisa remangada, con su gran figura (pues superaba el 1,90 de estatura), defendiendo el nuevo socialismo  (yo tenia por costumbre acudir a todos los que venían, tanto de izquierda como de derechas, pues era una novedad, algo nunca visto.

Jaime Blanco (PSOE)

Pero además nos enriquecíamos con los programas y planteamientos tan dispares, pero además tenían su aspecto lúdico en comarcas tan deprimidas) y más de una persona que, por definición, dado su carrera médica e incluso su porte, y como decía su estatura,  no encajaba en los cánones del socialismo tradicional, de ahí lo singular de este personaje,

Jaime Blanco, que además llego a ser Presidente de Cantabria, aunque por poco tiempo, fue un animal político,  que acabó eclipsando su profesión de médico -siendo un buen profesional-, pero además tuvo el don de la oportunidad  al estar en el momento y lugar adecuados con un protagonismo singular a pesar de estar en una demarcación tan pequeña como Cantabria.

Creo que las personas que lo trataron tienen más elementos de juicio para calificar su figura, siendo destacable la famosa detención en los inicios democráticos, y que tuvo que capear no solo con el trascendental momento que vivía España, sino con los acontecimientos y luchas intestinas dentro de su propio partido, ostentando todos los cargos políticos posibles, Diputado en Cortes, Senador, Presidente Autonómico y Diputado Regional, además de ser el Nº 1 del  carne del PSOE en Cantabria,  Secretario Regional de dicha formación. En definitiva, lo fue todo, y sin duda contribuyó a poner Cantabria en el mapa a través de su figura. Vaya desde aquí mi pequeño homenaje, al margen de sus aciertos y desaciertos.

Respecto a otro insigne político, D. Eduardo Van den Eynde, fallecido al día siguiente, tuve la fortuna de conocerlo, pero no en la medida que me hubiese gustado, pues a pesar de tener una comida pendiente que desgraciadamente no pudo llevarse a cabo, tuve retazos suficientes para conocer al hombre y al político que, en este caso, a diferencia de otros, ambas cualidades estaban fusionadas. Eduardo Van den Eynde se mostraba de la misma manera en el ámbito publico (Parlamento y en los medios, y también en el privado) pues eran la misma persona. Por su condición, por su preparación, y lo más importante, por su falta de ambición no tuvo la necesidad de “sobreactuar”.

Por tanto, como sucede con Jaime Blanco, mis referencias son las que han trascendido en prensa, y de algunas reuniones informales por cuanto su hijo Juan ha estado trabajando en mi despacho durante unos años.

Eduardo Van den Eynde, en mi opinión, aunaba una serie de virtudes que delatan la integridad del personaje. Además de la habilidad política, su esplendida oratoria de la  que todo el mundo ha recordado tras su fallecimiento – tan escasa en el ámbito Parlamentario-  pues, siento decirlo, ha bajado de kilates en los últimos años, lo remataba con la ironía con la respondía a sus oponentes, todo ello con suma elegancia y sin ser pedante ni hiriente,  con anécdotas, detalles y cualidades  que sin duda habrán echado de menos sus compañeros de escaño en la anterior legislatura en las sesiones venideras.

Eduardo Van den Eynde, como portavoz de una fuerza política relevante en Cantabria el Partido Popular, por no decir que la más importante en los últimos decenios en función de votos, votantes y simpatizantes, fue capaz de someter fuertes debates dialecticos con las distintas fuerzas políticas, pero a su vez sintonizar en lo personal con sus oponentes, con los que después de las tensas sesiones parlamentarias se le podía ver tomar un café con sus adversarios, demostrando elegancia, talante humano, inteligencia, madurez, y oficio para saber discernir y diferenciar lo que era su cometido político, del trato personal con sus compañeros de escaño aunque fueran de ideología diametralmente opuesta.

Es más, sus convicciones personales, según ha trascendido y así se ha puesto de relieve a raíz de su temprana muerte, estaban por encima de su partido y las mantuvo de forma vehemente contra viento y marea porque entendió que era lo mejor y lo más honesto a su modo de ver para la sociedad, pero además, demostraba que no estaba allí para trepar,  cuando lo fácil hubiese sido remar a favor de la corriente, pasar la mano y ascender, para recalar en lo alto a nivel de nuestra Comunidad  o incluso en Madrid. El prefirió quedarse aquí, siendo portavoz de su grupo y estar cerca de los suyos, su esposa Lola, su hijo y sus amigos que son muchos.

Fue un hombre que no rehuía el debate, que argumentaba con solidez, y defendió algunos temas impopulares, o “tabú”, como fue el caso de la postulada  legalización terapéutica de la marihuana, lo que despertó ríos de tinta a nivel nacional, y que al fin y a la postre, abrió un interesante debate que el tiempo acabo dándole la razón. Hoy vemos que el cultivo de la marihuana con fines terapéuticos está en franca expansión, y ello porque las sinergias que proporciona en el ámbito sanitario son altamente satisfactorias y sin duda Eduardo fue un pionero en esta materia.

Pero además, Eduardo Van den Eynde, según pudo comprobarse al final de la última legislatura, tuvo la valentía de llamar a las cosas por su nombre, pues además de mostrar fidelidad absoluta, y hoy nada frecuente, a su valedor y amigo el ex presidente Ignacio Diego, defendiéndole a capa y espada como persona agradecida por dicha confianza, y como decía fiel, atacó sin tapujos a quienes a su juicio y le dieron la espalda, o la puñalada, a pesar de que fueron aupados por este, como son los actuales dirigentes del Partido Popular.

Para hacer estas afirmaciones, hay que ser una persona íntegra y valiente, como fue el caso de Eduardo. Todo ello tiene su explicación en el hecho de que era un hombre culto, preparado, Licenciado en la Universidad de Valladolid, además de un experto en historia medieval, seguidor del gran maestro García Guinea (otro tapado al que no se la hecho el homenaje que merece en nuestra Comunidad), con varias publicaciones, pero sobre todo con una preparación humanística importante.

Además, como también se ha dicho, tampoco respondía al estereotipo de su adscripción política, y sin ser un verso suelto (pues como decía, fue un hombre fiel al partido) se consideraba libre de ataduras políticas e ideológicos. Prueba de ello es que también era un amante del Rock, como su hijo Juan, y tras colgar el traje, para descansar de los duros debates, se relajaba tocando bolos con su banda de Rock and Roll los Viernes y sábados en distintos puntos de la Región.

Vaya desde aquí mi pequeño homenaje también a Eduardo, y como le he dicho a su hijo Juan, puede estar orgulloso de la trayectoria política y humana de su padre, al que estaba muy unido, y estoy seguro que es un digno depositario de sus esencias, por lo que de alguna manera estoy plenamente convencido que su credo y su talante permanecerán entre nosotros.

Publicidad

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último

La alcaldesa Gema Igual, en cuarentena preventiva por COVID-19

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, se encuentra en cuarentena domiciliara a la espera de saber que determina la prueba PCR de...

El Gobierno de Sánchez, rechaza la propuesta de Casado y se mantiene en los seis meses de Estado de Alarma.

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, ha señalado que el Ejecutivo Español, rechaza la propuesta que ha hecho...

En 5 minutos Revilla expone los proyectos de Cantabria para los fondos europeos a la Presidenta de la Comisión europea

En tan sólo cinco minutos el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha tenido que exponerle a la presidenta la Comisión Europea, Ursula...

Cantabria impone más restricciones, ahora sólo podrán reunirse 6 personas como máximo

Al Gobierno de Cantabria parece que no le ha bastado con que el Ejecutivo de Pedro Sánchez haya decretado el Estado de...

PSOE-PRC echan abajo la moción sobre la mina de zinc del PP

La coalición de gobierno en Cantabria, PSOE-PRC, ha echado abajo la moción sobre la explotación de la mina zinc de Reocín presentada...