16.8 C
Santander
sábado, octubre 1, 2022

TRUMPISMO O EL ITSMO DE TRUMP

Nos esperan tiempos de mucho trumpismo, es lo que nos ha tocado vivir….

El trumpismo se caracteriza por:

1.- Ausencia de normas, no hay leyes, no hay reglas. No hay necesidad de consenso social. Esto es nuevo. Antes teníamos poderosos y débiles y los poderosos no cumplían las normas, pero no negaban su importancia. Robar estaba mal pero al poderoso nunca le pillaban.

Pero estaba mal, ahora no. El Rey ha robado a todos…¿y qué? Se ha reído de su mujer…¿y qué?Desprecia la institución de la que ha vivido  a cuerpo de rey toda su vida, nunca mejor dicho, ¿Y qué? Se regala el dinero público a amigos y parientes, ¿y qué? Los obispos roban una vacuna que puede ser vida o muerte para un anciano. ¿y qué? No está mal robar.

No está mal violar ( en realidad no se sabe si hay consentimiento o no). Pero han sido cinco ( pero a la chica lo mismo le gustó)..No está mal matar ( es cosa de pandillas, deudas de honor.. . La maté porque era mía… Si no te pillan)

2.- Desprecio a las instituciones. La policía no funciona, la Justicia no funciona, pero eso sólo lo sabe el que se ha visto ante ella, y la mayoría de los ciudadanos no la conocen y ni se la han presentado para que veas las «cobras» que hace…

3.- Desprecio absoluto por la verdad. El que está protegiendo al gran ladrón (emérito) acusa al que habla de gran robo de “desestabilizar”. Te dicen que llueve y cuando te asomas a la ventana y dices “oye, que hace sol”, la misma persona te contesta: “yo no dije que lloviera, lo has dicho tú”, con un cinismo absoluto….

Trump acusó de robarle las elecciones a aquel a quien quería robar las elecciones, aunque haya hemerotecas, aunque haya evidencia palpable, el mentiroso trumpista sabe que la verdad, para ser tal, ha de ser reconocida. Para que se pruebe que la manzana cae de arriba a abajo tiene que haber aceptación del hecho.

Como no puedo cambiar la realidad que no me conviene, no acepto la evidencia. Oye, que ha caído la maná del árbol y de arriba a abajo…. ”eso no es caer, ahí no esta abajo y yo no he visto ninguna manzana”.

Entonces, no podemos entendernos. ¿Y quien te dice a ti que yo quiero entenderme contigo? Se niega que Putin ha invadido Ucrania como antes se negó que no había evidencia alguna de armas de destrucción masiva, ¿pasa algo?, pues no, ¿qué va a pasar????

4.- Aniquilación del adversario. Imaginemos que vamos a jugar un partido de fútbol, llegamos al campo, matamos al equipo contrario y metemos doscientos goles y luego decimos: «he ganado por doscientos a cero».No podemos asesinar al contrincante político, pero podemos negarle toda legitimidad.Las feministas o las machistas, o los social bolivarianos o el gobierno Frankenstein.

Los eliminamos del campo. “Socialismo free” Madrid, socialismo free. Los haremos desaparecer. Bueno, puedes ganar las elecciones, pero habrá oposición y votantes de esa oposición. No, no habrá. Los haremos desaparecer. Socialismo free.

5.- Cosificación y manipulación del compañero. El adversario no existe, pero el compañero tampoco. Existe únicamente en cuanto puedo utilizarle o  servirme de él. El caso más dramático ha sido Pablo Casado en su propio partido. Pasó de ser llevado bajo palio a ser eliminado en una semana. Solo un par de fieles siguieron a su lado, ¿qué fue de los cien mil militantes que dicen había en el Partido Popular?

Hoy Ayuso halaga a un Feijoo que está deseando aniquilarle en su camino a la Moncloa. Y cuando le elimine, si puede, lo convertirá en cenizas.

6.- Cortoplacismo y yoquepierdismo. Lo inmediato, los próximos cinco minutos , la foto, el aplauso.Lo que me interesa a mí y lo que me interesa ahora. Trump era un niño llorando porque se le cayó el chupete y dispuesto a volar el edificio en el que él mismo se encontraba para recuperarlo cuanto antes.

7.- Hedonismo destructivo.Es aquel que, a base de buscar el placer , sólo el placer, mi placer exclusivamente y el más inmediato, acabamos destruyendo toda fuente de placer. Atiborrarnos de alcohol nos impide disfrutar de una copa, de comida, nos impide disfrutar de sabores y del placer de comer con hambre. El placer tiene que ir acompañado de la tensión del llegar a alcanzarlo, de compartirlo, de saber repartirlo, de dosificarlo.

Llegado a este punto y en términos de poder político, la negación de la ciudadanía que solo existe como alguien a quien engañar para que me dé el voto. La relación con el ciudadano se limita a la campaña electoral, a la foto, a la seducción.

No hay relación con el ciudadano, solo se le pregunta por quien va a votar, no se le pregunta si llega a casa cansado de tantas horas de trabajo y de transporte, si llega a fin de mes, si tiene propuestas de cambio que aportar al gobierno.

Nada de eso interesa. Sólo “a quién vas a votar” “quién va a conseguir engañarte ”Se ha producido una cosificación del ciudadano al que ni se le ve… ni se le oye….En términos de comparativa sexual, el ciudadano es una muñeca hinchable con la que desahogarse, pero con la que no desayunas luego, ni haces planes de vida….

Esto es el trumpismo señores….Lo hay de derechas y de  izquierdas, nacionalistas y centralistas. Sólo cambia el mensaje, el somnífero con el que pretenden adormecernos. Hay trumpismo en todas partes pero no sólo existe el trumpismo. Hay políticos honestos y persona convencidas y convincentes, pero están todos mezclados.

Aprender a diferenciar es tarea de cada uno. ¿Adquiriremos conciencia? No, ni a base de palabras, ni de tertulianos, ni de escritores, ni de foreros…No viene de fuera, surge de dentro. O no es.

La conciencia te la da la vida cuando aprieta. Cuando pasas hambre de pan o de cultura, o de compañía o de proyecto vital…..Cuando la vida se vuelve insoportable y no tenemos valor para bajar del tren...Entonces, y sólo entonces, nace la conciencia…. A mi humilde entender.

Coco Bari ©©®

Publicidad

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último