18.6 C
Santander
domingo, julio 21, 2024

PREGUNTA DEL MILLÓN DE DOLARES

Publicidadspot_img

Si hay una ley y me gusta, la cumplo.

Su hay una ley y no me gusta, también la tengo que cumplir.

¿Y si no me gusta? Me aguanto.

Si hay una ley y pienso que se redactó mal e incumple la Constitución, puedo presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional.

¿Y mientras se pronuncie el TC?

La tengo que cumplir porque es válida.

Y si el Constitucional dice que no se ajusta a la Constitución? La invalida.

Y si la invalida, ¿mete en la cárcel a los que la redactaron y firmaron?

Nooooo, SÓLO la invalida.

Los diputados no tienen que ser expertos constitucionalistas

Si además fue una ley que nadie recurrió, ¿tiene sentido meter en la cárcel a los que la aplicaron?

Yo, diputado, voto una ley que luego se anula por el Constitucional. ¿Estoy prevaricando? Noooo

Porque prevaricar es tomar la decisión contraria a la ley existente, sabiendo lo que dice y lo que tengo que hacer.

Si es una ley nueva no prevarico al aprobarla.

Yol, funcionario, si tomo una decisión contraria a la ley existente, porque me da la gana, a sabiendas de lo que estoy haciendo, ¿prevarico?

Siiiiiii

Porque el diputado ELABORA la ley. No se le puede castigar por no aplicarla.

El funcionario OBEDECE Y APLICA LA LEY. Sí se le puede castigar por no obedecerla.

Ahora la pregunta del millón de dólares.

Esto, ¿Es tan difícil de entender?

¿Cómo es que no consiguieron entenderlo, ni los tribunales andaluces ni el Tribunal Supremo?

Subiremos a dos millones, a ver si así saben la respuesta….

Coco Bari ©©®

Publicidad
spot_imgspot_img

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

spot_imgspot_img

Lo último