11.4 C
Santander
domingo, abril 21, 2024

MONEY MONEY MONEY

Estoy harta del dinero, (money), muy harta, hartísima…

Y alguien me dirá, porque no lo tienes o tienes mucho….

También es verdad, no tengo tanto como quisiera y eso que tengo, pero quiero más….vaya novedad ¿verdad? Nos pasa a todos…..nunca es bastante…

¿Tengo lo suficiente para lo que necesito? Si.

¿Porque necesitas poco?

No lo sé… Me da temporadas derrochona y temporadas austera…pero ni me da ni me quita tranquilidad, supongo que es buen síntoma, que hay cierto equilibrio…..

Necesito poco porque , a ver en qué me lo voy a gastar si ya lo tengo casi todo…..he visto casi todo y viajado por todas partes, y nada me va a sorprender…..

Comida, tengo la que quiero y la que me apetece dentro de lo que me puedo permitir o debo comer….

La langosta me importa un pepino y el pepino me importa una ostra…La langosta es un alimento que aburre soberanamente… Comes dos bocados y te cansas, cansina es poco… Lo digo porque ya está más que catada  y no vuelo por tomarme ninguna…soy más de percebes y ostras  ya puestos…. O de cigalitas y de  camarones ya puestos también…

Carne….

Unos gigantescos chuletones, no como tanta  carne roja….

Lo que me gusta y  me puedo permitir son huevos con patatas fritas pero no lo hago que eso sube el colesterol y la panza….

Entonces no me lo puedo permitir…. Lo más parecido son esas patatas que se hacen al horno “tipo fritas” con unos huevos que hago a la plancha, casi sin aceite, “tipo fritos”. Para tal manjar no necesito un crédito hipotecario….

Así que comida, descartada…

Soy una sibarita de lo rico y de lo bien hecho, no de lo caro por ser caro, lo caro me puede gustar o no, y si es no, no lo tiro…. Fan de los platos sencillos y virtuosos, ¿qué puede haber más perfecto y saludable?

Ropa

Tengo para los próximos 50 años y de todos los colores y tallas., es lo que que tiene haber tenido tienda de ropa bastante tiempo…pero he descubierto  internet….. pido, vienen,  guardo todo….y así vamos juntando, acumulando…flipando cuando descubres ropa que habías olvidado estrenar….

Zapatos. No tengo tantos como Imelda Marcos pero como si fuera Imelda Marcos porque tengo cientos y cientos… . Tengo  pares viejos, con solera, retros, locomía, inolvidables, fashion, glamurosos, exclusivos, y me compro nuevos día si día también… Con oferta, sin oferta, de números diversos… Desde el 7.5 al 9….menos mal que sólo tengo dos pies…. Si fuera un ciempiés tendría que vivir en la Casablanca….

Total que me compro nuevos y ahí se quedan..

Al poco una oferta de no se qué … Me compro más ….

Ahí se quedan, a hacer compañía a los  anteriores… Una gran familia que tengo ya…. Ya sé que no tiene ni pies ni cabeza porque además luego me acabo poniendo los mismos….

Que necesitas un nuevo zapatero me dicen…

¿Para qué?

Para guardar los zapatos que no te pones…Como no me los voy a poner los guardo con relleno de papel de zapatería. ¿De dónde lo he sacado? Ni idea, de zapatos que se compran otros, imagino y voy por la vida coleccionando papel de relleno de zapatos…

Total, que el dinero me serviría para ir por la privada a una operación de lo que sea, a quitarme un pie para gastar menos, ponerme más culo, quitarme teta que es lo que se lleva ahora…. pero bien pensado, prefiero tener mejor vista…. sobre todo de esa vista que adivina lo que viene, esa vista astuta que te responde a todo cuando te asaltan las dudas….lo que daría por saber cuando no sé y cuando ando perdida…

No necesito el dinero, entonces….

¿Por qué me peleo por él? Por seguridad supongo…

El otro día casi la lío por cuarenta céntimos.

Bueno sin  el casi…..

Entré en LIDL, voy a pagar y pongo la aplicación para que me apliquen los descuentos…..

Cuarenta céntimos…

Y la aplicacion que se viene…

Y se va…

Y se deriva hacia un rasca de aceitunas con pimiento que no me gustan….

No quiero el rasca…

Quiero que vuelva la parte de la aplicación con los cuarenta céntimos….

La cajera que no me quiere ayudar….

La miro…

Pasa de mí…

¿A que la denuncio?

Mi amiga me mira…

Sale corriendo de la tienda….

Me sabe capaz de liarla, por cuarenta céntimos…

No son los céntimos, es la atención…

Se va corriendo…

Se mete en el coche.

Vuelvo a la aplicación…

Gané mis cuarenta céntimos ….

Casi pierdo la amiga  y  su salud con un infarto en la mano….

Pero tengo en mi bolsillo los cuarenta céntimos.

Son míos y no permito que nadie me los quite…Los junté con dos euros  para el que pedía en la puerta del LDL, así soy yo….

La felicidad lo dan los pequeños momentos, y si son compartidos mejor…querer y que nos quieran es lo más importante  pero entre la codicia, el orgullo y la vanidad que nos rodea el dinero juega su papel y nos invita a diario a ganar o perder seguridad, status y falso bienestar….

Este sistema nos está volviendo locos….

A mí no, porque yo ya lo estaba….

Eso que salgo ganando….

Coco Bari © © ®

Publicidad
spot_imgspot_img

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

spot_imgspot_img

Lo último