12.6 C
Santander
miércoles, mayo 22, 2024

LA IGLESIA EN LA ENCRUCIJADA ANTE LA PEDERASTIA

El pasado Viernes día 7 de Julio un medio de tirada nacional publicaba dos noticias relacionadas con la iglesia, y con distinto rasero y tratamiento informativo. 

Una que los “escolapios investigan 44 abusos en la orden” (de hace no se cuantos años), a la que dedicaban una página entera, y otra, “Ortega devuelve a la cárcel al Obispo Álvarez que se niega a exiliarse”, con apenas un cuarto de página. 

Es obvio que “no corren buenos tiempos para la iglesia” ni a pesar de estas al frente de la misma el Jesuita Jorge Mario Bergoglio, a la sazón el Papa Francisco, de talante progresista y Jesuita para más señas. 

Llevamos mas de diez años con el tema de los abusos de diversa índole dentro de la iglesia (prácticamente diario), desde el caso Maciel, y los de la pederastia llevada a cabo en los años 50-60-70, y que sigue latente, estando la situación en una especie  de limbo jurídico (apenas hay procedimientos judiciales, casos que estarían prescritos) y mediático que parece no tener fin. 

Desde luego el asunto es curioso, y también abominable por parte de quienes llevaban a cabo dichas prácticas con total abuso e inmunidad o impunidad, prevaliéndose de su estatus eclesiástico, y por supuesto es, y debe ser, digno de análisis y estudio desde todas las perspectivas por razones varias, todo ello con ponderación y ecuanimidad, pero me da la impresión se trata de una cuestión compleja, que a mi juicio, no se está abordando con la sensatez y lógica que el tema requiere. Me explico: 

1.- En primer lugar llama la atención el silencio de las victimas durante tantísimos años. Vemos que los testimonios son antiguos, la mayor parte personas adultas o incluso jubilados que han permanecido callados durante muchísimos años. 

2.- Este “silencio”, puede tener explicación en casos aislados (bien por haber sufrido traumas, superar el episodio u otras razones), pero  a juzgar por lo que se publica, estamos hablando de varios cientos de miles, no solo en España, sino en todo el mundo y en todas las ordenes religiosas. Por tanto, y comprendiendo los temores a denunciar esto en su día, al parecer había una práctica (insisto, según las publicaciones) bastante generalizada, lo que podía, o debía, ser motivo suficiente para que al menos una mínima parte lo hiciera  saber a tiempo, y no se hizo, o si se hizo no tuvo el calado de hoy en día. Raro. 

3.- La Iglesia tampoco ha sido contundente a todos los niveles, ni a la hora de investigar (desde Ratzinguer cuando empezó a arrancar el asunto), ni a la hora de explicar lo sucedido. Ambigüedad ésta que le está causando un tremendo daño, porque el tema lejos de apagarse, vemos que va in crescendo con todo lo que ello trae consigo, pues esta apatía, o falta de contundencia, cierne sobre mucha parte del clero una sombra de sospecha, a mi parecer injusta, que no tienen porqué empañar a cantidad de sacerdotes o clérigos totalmente vocacionales con su trabajo. 

4.- A mi juicio las autoridades eclesiásticas, en lo que les toca, deberían hacer un estudio, no ya sobre la pederastia en la iglesia (pues en efecto, en mayor o menor medida, existió), sino hacer un severo análisis sobre este problema, y dejar claro que la curia católica no es un vivero de pederastas, sino que son los pederastas los que han considerado propicia dicha estructura para llevar a cabo sus más bajos instintos sexuales. Dicho de otra forma, no es “el huevo o la gallina”, quiero creer y pensar que el pederasta nace (creo que es una patología congénita), pero no se hace en la Iglesia Católica, ni en ningún otro estamento, donde también proliferan los abusos de este tipo, como vemos casos donde aprovechan el “prevalimiento”, como entrenadores deportivos, o incluso políticos. 

Por tanto debemos conciliar el derecho a conocer lo que ha pasado en el pretérito eclesial, en su justa medida, pero también para que existan filtros y no vuelva a repetirse, y en este sentido la Iglesia tiene que dar un paso inexcusable adelante explicando todo esto más allá de pedir perdón, pero también debemos exigir a los medios de comunicación, sobre todo occidentales, y en España en mayor medida, la máxima objetividad posible con el tema, y más con el tiempo transcurrido, deberían abordarlo con ánimo esclarecedor y profiláctico, pero no de modo inquisitivo. 

Y en este sentido yo me pregunto: ¿la pederastia sólo era exclusividad de la iglesia Católica, o se daba en otras religiones y estamentos, como el deporte, la empresa, los negocios, el cine, etc., etc.?. 

Y también ¿Porqué no se da el mismo tratamiento informativo no solo a esta deleznable práctica, sino a otras tan censurables, como el papel de la mujer en otras religiones como el Islam o el Induísmo, Judaísmo, etc.?. 

Da la impresión que estamos asistiendo a una cruzada frente el catolicismo, destacando aquellos aspectos negativos (insisto, por personas, no por la Institución como tal), orillando u omitiendo aquellos gestos positivos, no muy frecuentes en la sociedad actual, como el que apuntaba al principio del Obispo nicaragüense  Álvarez, que con toda valentía se está enfrentando al dictador sandinista-marxista-nazi Daniel Ortega y esposa, no aceptando el exilio a USA (como hicieron muchos compatriotas), lo que le ha supuesto una INJUSTA CONDENA de 26 años de cárcel, sin que el mundo diga nada al respecto sobre este brutal atropello. 

La Iglesia Católica, entre otras cosas, ha sido clave en el desarrollo sudamericano (y en otros sitios del mundo, África o Japón), y muchos religiosos fueron masacrados y asesinados por las dictaduras, como la del Salvador, con el Padre Ellacuría entre tantos otros. No creo que haya muchas personas en el mundo, que, entre elegir el exilio o la cárcel, opten por esto último si no eres una persona valiente y de firmes convicciones y católicas. Y aquí si que tengo que decir que la doctrina de la iglesia católica en su doctrina va de forma explicita enfrentarse a la injusticia y al poder  aún a costa de perder la libertad o la vida. 

La Iglesia Católica fue pionera en la solidaridad en el tercer mundo, con las misiones, caritas, Dómund, etc. etc. anticipándose en el tiempo a las filantrópicas ONG actuales. 

Creo que los medios de comunicación deberían  ponderar sus críticas en su justa medida, al tiempo que resaltar aquellos aspectos positivos, salvo que persigan otros intereses. 

Publicidad
spot_imgspot_img

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

spot_imgspot_img

Lo último