8.8 C
Santander
viernes, abril 19, 2024

La extraña receta de Gochicoa

Por Marcelino Pérez.

El caso de corrupción, presunta hasta que se dicte sentencia, en la Consejería de Obras públicas y todas las adendas que los modernos añaden, conduce al máximo responsable a decir que él no dimite porque se siente responsable y él mismo debe arreglar el desaguisado. El argumento no puede ser más absurdo.

A Gochicoa le estalla una trama de corrupción en su departamento, admite que nunca se enteró de nada y quiere ser quien arregle el problema. Si fue incapaz de detectar el fraude cometido a pocos metros de su despacho no parece ser la persona indicada para solucionar el problema.

Mantener en su puesto, político y de libre designación, a quien ha demostrado, en el mejor de los casos, incompetencia no demuestra más que el corporativismo que impera en los partidos políticos y la incapacidad de los más altos responsables para tomar decisiones en profundidad.

El presidente Revilla debería cesar de inmediato a Gochicoa y crear, al mismo tiempo, una comisión de investigación interna en la Consejería, para llegar al fondo del asunto y para detectar otros focos de corrupción que pudieran existir. Si esta trama, bastante poco sofisticada, no ha sido descubierta por el consejero no hay garantía de que no estén actuando otras.

Las últimas noticias indican que el funcionario presuntamente corrupto y su familia, exhibían un nivel de vida que no se acomodaba con sus ingresos como trabajador público. Pero nadie en el edificio de la calle Alta vio nada, ni escucho nada… y ahora serán esos sordos y ciegos quienes deban arreglar el entuerto.

El presidente Revilla debe actuar de acuerdo a sus palabras mil veces repetidas de máximo rigor contra la corrupción en este caso y, sobre todo, recuperar el recientemente suprimido organismo de control, un organismo público en el que participan todos los partidos, sindicatos, patronal, etc.

La eliminación de ese organismo, antes de nacer, es una prueba de que a quienes gobiernan no les interesa que se les controle y que sus sermones, sobre la lucha contra la corrupción, no son más que palabras huecas para tratar de engañar a los votantes.

Publicidad
spot_imgspot_img

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

spot_imgspot_img

Lo último