17.1 C
Santander
lunes, octubre 3, 2022

Iñigo de la Serna toma el mando a distancia 

Por Marcelino Pérez

La política es una droga que engancha a la mayoría de los que se acercan a ella. Íñigo de la Serna, exalcalde de Santander y ex -ministro de Fomento, no es una excepción, aunque realmente su regreso es a medio plazo. Ahora lo que ha hecho es tomar el mando a distancia controlar desde Madrid algo esencial en los partidos políticos, las candidaturas electorales y especialmente la de Cantabria. 

Quienes conocen bien a de la Serna insisten en que no será el candidato a la presidencia de Cantabria en las próximas elecciones de mayo del año 2023. Esa es una aventura incierta, ya que, si bien el PSOE puede perder fuerza y el PP ganar algún voto, las cuentas no salen para un gobierno con Iñigo de presidente mientras Revilla siga con la llave del futuro gobierno en la mano.

Y nada indica que la caída del PRC sea tan fuerte como para desalojar a los regionalistas de esa posición de árbitros y dueños de la presidencia. Es más, Revilla dice, o fanfarronea, de tener encuestas que le sitúan cerca de la mayoría absoluta. 

Íñigo vuelve a la política, pero en Madrid, y con un pie en la empresa privada. Su objetivo son los comicios generales de 2024, o antes si Sánchez se ve obligado a adelantar las urnas por la deserción de sus socios, como cabeza de la lista por Cantabria, un puesto en el que logra ser diputado con toda seguridad y si el PP llega a gobernar de la Serna quiere volver a ser ministro

Desde su puesto en Madrid, el ex – alcalde quiere preparar el terreno en Cantabria, para controlar el partido regional y tener un lugar refugio. La estrategia la adelantó la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y no es otra que dejar pasar estos comicios regionales de 2023 con la actual estructura y armar un PP más potente para gobernar Cantabria allá para 2027. Eso no significa que no quiera influir en el congreso popular que debe celebrarse antes del verano, porque el retraso resulta ya vergonzoso.

La idea de Íñigo de la Serna es no entrar en batalla ahora con María José Sáenz de Buruaga y buscar una salida para la actual líder popular en la región y, con tiempo por delante, organizar un PP diferente. 

Resta un año para las elecciones y ese es un largo camino que, sin duda, puede modificar la actual hoja de ruta. El regreso de Íñigo al PP, a la sede de Génova en Madrid, supone un giro importante para el PP cántabro, ya que el peso de De la Serna se dejará notar. 

Por el momento no habrá grandes cambios pero nada será como ahora en el PP regional

Publicidad

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último