23.5 C
Santander
sábado, julio 24, 2021

España: Un País insoportable

Desgraciadamente, España se ha convertido en un país insoportable donde vivir. Desde la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) a la presidencia de esta País, la decadencia que ha sufrido España es digno de estudiar de cómo una sociedad es capaz de transformase en algo que resulta cada vez más difícil de llevar.

Zapatero, llegó al poder, en una situación que ha día de hoy no parece aclarada, con aquella explosión en los trenes de Madrid que originaron casi 200 muertes y que fueron determinantes para que muchos ciudadanos cambiaran su intención de voto, cuando todas las encuestas daban ganador al PP, y finalmente ganara el PSOE.

A partir de ese momento comenzó la decadencia de un País que había logrado el famoso consenso del 78 con la nueva Constitución que ha servido para que España de la mano primero de Felipe González, socialista el y posteriormente con Aznar, este del PP, consiguieran relanzar el País y situar a los españoles en un nivel económico notable.

Pero Zapatero, un personaje escaso intelectualmente y con poca capacidad de gestión, aplicó las ideas más radicales de la izquierda socialista y del «progresismo» que tanto daño está haciendo a esta sociedad.

Zapatero, dinamitó el consenso del 78, impuso las ideas «progres» en su política, principalmente en el sistema educativo, sacó adelante una ley inconstitucional, porque atenta a los derechos más fundamentales de las personas como es la presunción de inocencia, como es la «Ley de Violencia de Género», aplaudida por la feministas y feminazis que han montado innumerables asociaciones al abrigo de esta Ley para vivir de ello con las subvenciones del Estado.

Tras llevar al País a la ruina más absoluta, económica, social, educativamente y dejar una España dividida de nuevo, llegó un Rajoy, al que los españoles le dimos la mayoría absoluta para nada porque se limito a estabilizarla económicamente pero sin tocar los demás asuntos que había vuelto a romper la concordia que había existido hasta la llegada de Zapatero.

Gobernó con mano blanda y se le subieron a sus barbas los independentistas catalanes a los que no supo dar una respuesta contundente como debe hacer un país con los que se sublevan al orden establecido y se saltan las leyes y claro le pasó factura su debilidad con una moción de censura que no supo atajar con una dimisión que lo habría evitado.

Y ahí llegó el declive definitivo de España. Pedro Sánchez, logra hacerse con la presidencia demostrando no tener ningún escrúpulo para conseguirlo pactando con los principales enemigos de España con tal de subirse al trono de la Moncloa.

Desde ahí, está llevando al País a la expresión más cercana a lo que ocurrió en la II República del 36, tensionando a la sociedad hasta límites extremos, fomentando la división entre españoles despreciando a aquella parte que no le baila el agua.

Se une a la extrema izquierda para formar Gobierno con ellos, en una situación subrealista que lleva más a la confrontación entre partidos políticos y entre la sociedad española, cada vez más dividida y enfrentada. Da alas a los «progresistas» que quieren imponer sus ideas al resto porque sí.

Sánchez, se ha rodeado de un equipo de incapaces y de personas sin conceptos claros de lo que deber ser un país, dejándose llevar por un vendedor disfrazado de marketing, como es este oscuro personaje llamado Iván Redondo, que ha acaparado más poder casi que el propio Pedro Sánchez.

La situación vivida por la pandemia ha dejado en evidencia lo que es este Gobierno, encabezado por Pedro Sánchez, teniendo de escudero, en ese momento, a un personaje como Pablo Iglesias, con una pésima gestión y aplicando un Estado de Alarma, que todo parece indicar el Tribunal Constitucional un año y tres meses más tarde lo va a declarar inconstitucional porque no se pueden restringir derechos fundamentales de las personas y que no tendrán consecuencias jurídicas para ellos.

Pero si los problemas internos son graves ya de por sí, hay que añadir la pésima gestión en asuntos Exteriores, donde se vincula a este gobierno con otros gobiernos de izquierdas y marcados internacionalmente como el Venezolano o el cubano que le han llevado a ser menospreciado por los principales líderes internacionales y a lo que hay que añadir los problemas serios con Marruecos que ha llevado a una situación límite que recuerda a lo ocurrido en el Sahara con la Marcha Verde.

La gota que ha colmado el ha sido lo vivido este lunes en la cumbre de la OTAN, con un ridículo histórico de un dirigente que quería una foto con Biden como fuera y que se limitó a caminar 29 segundos por un pasillo sin que el Presidente de los EE.UU le mirara a la cara, para luego dar una rueda de prensa contando lo que dio de sí esos 29 segundos.

Este País, de momento llamado España, se ha vuelto insoportable, o mejor dicho lo han vuelto insoportable los políticos, principalmente de la izquierda empeñada en querer establecer por sus narices su ideología al resto de los ciudadanos que no compartes su ideario.

Tensiones políticas, tensiones entre los propios ciudadanos divididos por los propios políticos, tensiones económicas donde, con este Gobierno, tenemos claro que no somos capaces de salir adelante en un momento tan complicado como este por la pandemia y dando las a los independendistas, proetarras y «perroflautas» de extrema izquierda que sólo buscan su interés y no es de todos los españoles.

En fin, que si uno pudiera a lo mejor el autoexilio podría ser la mejor solución para no ver como este país cada vez se denigra más y termina por autodestruirse como es lo que parece que quiere este Gobierno encabezado y dirigido por el social-comunista Pedro Sánchez y que le quedan todavía dos años más de su mandato si es que consiguen destronarle.

Publicidad

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último