15.5 C
Santander
lunes, mayo 20, 2024

ÉRAMOS FELICES…

Los pulmones de la tierra necesitaban respirar, les axfisiamos…..

Los árboles dejaron de ser talados….

Las personas odiaban más que amaban, su naturaleza real…

Los padres necesitaban pasar más tiempo con los hijos….

El rico pensaba que el dinero compraba la felicidad….y el pobre igual, en eso no se diferencian…

El futbolista tenía más éxito que el sanitario….

El estrés hacía temblar los corazones….

Y las razas levantaron grandes fronteras….

Un día, de repente, el mundo se paró y entonces la tierra comenzó a respirar aire puro….

Y las aguas volvieron a cristalizarse….

Y los animales comenzaron a habitar en paz …

La naturaleza es tan mágica que ella misma estaba limpiándose del mal que hicimos …

Las personas en su lejanía se dieron cuenta de que se amaban más de lo que creían….

Y se quedaron en casa….

Y leyeron libros …

Y escucharon y descansaron…

La familia de nuevo estaba unida….

El rico al no poder salir de casa tuvo que conformarse con unos bollos de pan….

La gente aplaudía desde sus balcones a los verdaderos héroes de nuestra sociedad…

Nuestras mentes se serenaban porque ya no había prisas….

Y cuando ya todo estaba a punto de estallar,  el mundo entero se unió convirtiendo los 5 continentes en sólo 1…..

Tuvimos miedo, miedo a lo desconocido, miedo  a la incertidumbre de la duración de la pandemia, a contagiarme, a contagiar,  por nuestros familiares, y más aún por los pequeños y ancianos, por nuestros amigos y en general MIEDO. …

Y De repente todo se para, y es cuando entendemos el valor que tienen las pequeñas cosas, justo en el momento que nos las quitan….

….. las cosas importantes a las que antes no le dábamos importancia y se daban por sentado, comenzaron  a adquirir otro matiz, y le dimos su importancia real…

El poder curativo de los abrazos, el olor de la familia, el reír con los amigos por cualquier insignificancia, el pasear por la playa y el sentir la brisa del mar….

Y miles y miles de millones de pequeños momentos que ahora adquieren de nuevo  irrelevancia….otra vez volvemos a las andadas, a llevar vidas miserables,  con los egos por encima de todo, sin vivir y joder al prójimo, sin tener ningún aliciente más que respirar y poco más, las bondades y el espíritu sano se fueron por las alcantarillas….

Estuvimos viviendo algo insólito, un año que la tierra solita obligó al mundo a detenerse…..

Éramos ricos y no lo sabíamos….

2020 nos dió una gran  lección que hemos suspendido cada año posterior …una lección de la que no aprendimos nada, y olvidamos como todo aquel estudiante que no retiene nada porque no pone ni atención ni interés y va con malas compañías….

Repasando lo vivido, ya sabemos dónde reside el mal….las personas no aprenden, no cambian, son lo más destructivo que pisa la tierra…y ella nos acabará enguyendo sin avisar la próxima vez…. ojalá sea selectiva y deje vivir lo que merece la pena y barra con la basura del mundo….

Coco Bari ©©®

Publicidad
spot_imgspot_img

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

spot_imgspot_img

Lo último