9.5 C
Santander
lunes, enero 30, 2023

EL CONCEPTO ES EL CONCEPTO

spot_imgspot_img

Estimada doña Ayusa:

En los últimos días hemos tenido la sensación de que patinaba con tres conceptos y, siendo usted cargo público, quizás fuera necesario aclararlos.

Conceptos: cambio climático, comunismo, lenguaje científico.

Empezamos por el último….

Siendo usted periodista le habrán explicado que existe el lenguaje común y el lenguaje científico, verdad????

 Este último consiste en que la comunidad científica, experta en una materia, la que sea, acuerda denominar un fenómeno, el que sea.

Se juntan y dicen: a ”esto” le vamos a llamar así. Para entendernos todos…

Por ejemplo “cambio climático”. Los expertos en el clima, que los hay, han decidido denominar así a un conjunto de fenómenos atmosféricos con consecuencias devastadoras para la vida en el planeta y que tiene la característica de estar producido por la acción del hombre y  poder revertirse o al menos frenarse.

¿Y no existieron las glaciaciones y los deshielos? Si. Pero no podían frenarse ni revertirse.

Hoy no se llama “cambio climático” a que después del verano venga el invierno, aunque haya que ponerse y quitarse el abrigo.

El concepto “cambio climático “ es científico, social y político. Y está definido no solo por la comunidad científica sino por organizaciones y tratados internacionales a los que unos países se adhieren y otros no, pero que ni lo ignoran ni lo confunden con la tercera glaciación.

El otro concepto es el de “comunismo”, que usted confunde con preocupación por el bien común.

Si yo entro en mi portal dando gritos a las cuatro de la mañana porque he bebido, estoy priorizando mi deseo particular sobre el bien común.

Pero esto no lo hacen, en general, las personas educadas…Suben la escalera en silencio para no molestar, verdad?

¿Porqué son comunistas?

No, porque tienen un concepto del bien común, el bien de la comunidad de vecinos.

Igual que una comunidad de vecinos no es un estado comunista aunque defienda criterios como el bien común de la escalera, los que se preocupan del bien común de la convivencia en una nación o en el planeta, no son necesariamente comunistas, ni defienden los crímenes de Estalin ni nos van a llevar a todos al Gulag.

Y ahora lo ponemos todo junto.

Preocuparse por el bien común: la vida en el planeta tierra, no es cosa necesariamente de comunistas.

Confiar en los criterios científicos por encima de la experiencia personal e inmediata, es cosa de las personas que tienen una noción del concepto CIENCIA, que normalmente se aprende en primaria y secundaria. Parece que en su colegio no lo dieron.

Saber que el concepto “cambio climático “ son un conjunto de hipótesis que da como ciertas la comunidad científica a nivel internacional, es cultura general básica. Y confundirlo con el cambio de las estaciones o de los periodos milenarios es como confundir las vacunas con el “chis”.

Cuando el Sr. Rajoy dijo en una entrevista que un conjunto de 200  expertos en el clima mundial no podrían decirnos con exactitud el tiempo que haría mañana cometió una burrada de un calibre similar a decir que un congreso de 200 ginecólogos no podrían decir a qué hora comenzarían las contracciones de una señora en la sala embarazada .

Y negar de esa manera la función de la ginecología.

Lo preocupante, señora Ayuso, es que de usted dependen todas las instituciones educativas de la Comunidad de Madrid, desde primaria hasta las universidades.

También dependen ciertas leyes medioambientales y reglamentos autonómicos.

Y la imagen que la Comunidad de Madrid da al mundo.

Cosa distinta es que, en realidad, su planteamiento esté al revés… Que no me importa el bien común sino los beneficios privados de determinadas empresas, y que éstas obtienen más beneficios despreocupándose del bien del planeta que es el bien de todos, y que, para defender lo indefendible ( el derecho a entrar a gritos en el portal a las cuatro de la mañana), usted recurra a la moda de invierno y de verano, a las glaciaciones y deshielos que usted sabe que existieron porque lo ha visto en una película de dibujos animados en la que salía un roedor persiguiendo una bellota. Y también opte por recurrir al comunismo, Siberia, los crímenes de Estalin y la Venezuela de Maduro.

A usted Señora Ayuso, no sólo la dejan, sino que la animan a hacer el ridículo exhibiendo un nivel cultural impropio de un cargo público, con tal de defender lo que sabe que, expresado abiertamente, produciría rechazo.

Y si cuela, cuela…Pues no…

Coco Bari ©©®

Publicidad

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último