15.5 C
Santander
lunes, mayo 20, 2024

DOPAJE POLITICO DEL SR. SÁNCHEZ 

A estas alturas nadie pone en tela de juicio las filigranas políticas del camaleónico Sánchez para mantener la Presidencia del Gobierno, objetivo que tuvo entre ceja y ceja desde que alcanzara en la primera época la Secretaria General del PSOE, las cuales pueden tildarse, si se me permite la expresión, de “dopaje político, teniendo en cuenta que, entre elecciones e investiduras, solo ganó unas y por la mínima, utilizando estratagemas varias para alzarse/mantenerse con la Presidencia hasta el punto de cruzar finalmente la línea roja en esta última investidura, generando un fraccionamiento de la sociedad. 

Debemos recordar que Sánchez fue incapaz de vencer a Rajoy en las Elecciones Generales de 20.XII.2015, a pesar del descalabro del PP perdiendo 66 Diputados, hasta el punto de que este último rechazara por primera vez en nuestra democracia el ofrecimiento del Rey para formar Gobierno, al no contar con apoyos suficientes. Sin embargo, Sánchez aceptó el mismo ofrecimiento, teniendo el su honor el “ser el primer candidato que acepta y fracasa en una sesión de esta naturaleza”. 

En las obligadas elecciones (Junio 2016) después de 303 días de interinidad, el PP de Rajoy fue la fuerza más votada con 137 diputados, perdiendo el PSOE de Sánchez (tercer fracaso). Rajoy fracasa en su intento investidura, a pesar de tener los apoyos de Ciudadanos y CC, pero con la negativa tajante de Sánchez, quedando España ingobernada (este tampoco tenia apoyos y no quería verse sometido a otro ridículo). Es más tras el fracaso del PSO en las elecciones gallegas y vascas, que los varones socialistas imputan a Sánchez (partidarios de abstenerse ante un nuevo intento de investidura a Rajoy),  provocó su dimisión en la Secretaría General del Partido (otra derrota más), facilitándose finalmente la investidura del gallego con abstención de al menos 65 diputados socialistas. 

Sin embargo, su empeño (que hay que reconocerle tiene en abundancia), le permitió alzarse de nuevo con la Secretaría General, y de ahí, tras la Sentencia Gürtell, maquinar y urdir con la ultraizquierda y los separatistas la moción de censura a Rajoy que le llevó a su objetivo de ocupar La Moncloa a pesar de haber perdido todas las Elecciones Generales. 

Hay que reconocerle también a Pedro (Sánchez), el dominio de la matemática para hacer la “cuadratura del círculo” en la consecución de su obsesivo objetivo. Sánchez resulta ser el “máximo común divisor”, pues con la precipitada amnistía, está consiguiendo dividir a España, dividir a la derecha (PP y VOX) dividir al auténtico PSOE  (lo actual es un sucedáneo), dividir al Constitucional y al Poder Judicial, y dividir a la coalición de ultra-izquierda (Podemos, que le aupó al poder, está en descomposición); pero también es el “minino común múltiplo”, pues ha conseguido elevar a la máxima potencia la comunión de formaciones antagónicas, y a veces irreconciliables, en sus comunidades, especialmente vascos (BILDU y PNV) y catalanes (ER y JXC), hasta ponerlos de acuerdo para obtener aritméticamente los apoyos suficientes que le permiten seguir gobernando por, en principio, otra legislatura más a cambio de apuñalar la Constitución y crear distintos niveles de autonomía. 

Ahora bien, tras haber formado gobierno llega el momento de la verdad, y toca pasar “el control antidoping”, primero en España, en las Cámaras (Congreso y Senado), y luego en Europa, y además todo ello con la urgencia pactada con el “vicepresidente in pectore” Puigdemont para su particular amnistía extensible a las restantes golferías del catalanismo, y a ver como le sale, pues una cosa es la teoría y otra la práctica. 

En principio parte con un hándicap: las prisas no son buenas consejeras, y menos en política, que tiene sus propios tiempos. 

El Congreso , a priori,  será un paseo militar para la Ley, pues Francina y el equipo forman parte del engranaje están disponiendo lo necesario para aprobarla en breve (goza con 179 votos), y veremos lo que pasa en el Senado y en Europa. 

La labor sucia (maquinas) corre a cargo de su nuevo delfín,  Félix Bolaños, padre de la criatura (Ley de Amnistía o Ley Puigdemont), quien supongo será  consciente de lo que se juega, y habrá tomado nota de sus antecesores Iván Redondo y Ábalos).   

Como no es tonto, y sabe el marrón que tiene entre manos (la Ley no tiene un pase), se viene curando en salud haciendo marketing de la misma,  hablando de una impecable constitucionalidad, lo que es una declaración de intenciones precisamente de lo contrario (ficta confesio), pues evidentemente no se ajusta a la CE (como el Presidente  y la cúpula Socialista han venido sosteniendo), y  aunque cuenta con apoyos en dicho Tribunal, dudo que pase el filtro ni por el fondo ni por las formas. Y lo mismo en Europa, ha vendido al Ministro de Justicia de la UE que se trata de una “cuestión interna” para que no se entrometan, lo que es otro reconocimiento explícito de la fragilidad de la misma, pues si tan seguro está de que se ajusta a Derecho en este caso a la CE, sobraba la llamada, pues si el Parlamento de la UE lo bendice, se acabó el debate, pero no quiere asumir el riesgo, aunque no descartaría que el ministro de la Unión se lo compre, a pesar de que ha dicho que lo estudiará con “objetividad”, pues Europa es impredecible en este tipo de materias.  

El Poder Judicial, al que han declarado la cruzada tratando de desacreditarlo cara a Europa mediante el “lawfare”, deberá someter al mismo control (antidopaje) la Ley que es la llave de la investidura de Sánchez, desde diferentes ámbitos. Llega su turno. De momento el Juez García Castellón (caso Tsunami) ya ha elevado la causa al Tribunal Supremo, que deberá hilar fino, pero deberá demostrar contundencia ante los ataques y menosprecios a los que se le está sometiendo. 

La duda que a mi me alberga es la siguiente: me parece tan claro que esta Ley de Amnistia no va a pasar ninguno de los filtros clave, que: 

1º) Semejante chapuza ¿no será un engaño o una jugada más de Sánchez a Puigdemont y los restantes apoyos para ganar tiempo, seguir en el culpabilizando a terceros, especialmente al PP y Poder Judicial hasta alcanzar el poder consciente que en estos momentos Feijoo no contará -de momento- con apoyos de PNV, ESQUERRA, JUNTS, CG, BILDU?. 

2º).- También, con la expulsión de las carteras a Montero y Belarra ha firmado el “certificado de defunción” de su socio Podemos, metiéndoles el (la) enemiga en casa Yolanda, en una operación a futuro de no escorarse demasiado a la ultraizquierda (comunismo). 

De momento, a ver como se desarrollan los acontecimientos pero dice el refrán que “el que a hierro mata a hierro muere”, y son muchos los cadáveres (gregarios) que Sánchez va dejando por el camino, y al final todos dejan rastro. A ver si pasa los antecitados controles. A cruzar los dedos por el bien del país. 

Publicidad
spot_imgspot_img

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

spot_imgspot_img

Lo último