15.3 C
Santander
miércoles, septiembre 28, 2022

Diario de un STV: La vergüenza de las cutre-instalaciones del Tiro Nacional

Por un STV

Una de las zonas más hermosas de la ciudad de Santander es el paseo, al borde del mar, desde Puerto Chico hasta la playa de Los Peligros. Una zona, San Martín, de la ciudad descuidada desde hace años que, para los viejos STV, era como un apéndice inútil.

Durante décadas esa parte de la capital conocida popularmente como “La Fenómeno”, denominada así, a finales del siglo XIX y comienzos del XX, porque habitaba en una chabola una mujer con problemas mentales y físicos, a la que la crueldad popular bautizó como “La Fenómeno”. 

Los carpinteros de ribera estuvieron allí asentados hasta finales del siglo XX y, poco a poco, la ciudad fue ganado ese espacio que parecía salvaje. Conviene recordar que, la existencia de los astilleros de Corcho suponía un serio obstáculo para caminar por esa zona. 

En esa parte de la ciudad se concedió, hace ya muchos, muchos, años, el permiso a la Federación de Tiro para instalar, cerca ya de la playa de Los Peligros” unos barracones en los que practicar el tiro, reunirse, comer y beber. También unas viviendas para los empleados. 

Esa instalación quedó muy pronto obsoleta, inapropiada y sobre todo abandonada a su suerte. A ello se sumaba el peligro de disparar en zona urbana y el ruido de las armas. Tanto fue así, que se decidió y se ejecutó, la construcción de unas nuevas instalaciones de tiro en la Zona costera del barrio de Monte. La contrapartida era el derribo de los barracones del Tiro Nacional y la recuperación de esa zona para uso y disfrute de los santanderinos. 

Han pasado los años, los lustros y las décadas y la nueva sede del Tiro Nacional, en Monte, están abandonadas y las galerías de tiro de San Martín/La Fenómeno siguen en pie… eso sí, más viejas y cutres que hace unos años. 

Más que un club de tiro aquello parece un bar-chiringuito -que se supone tiene licencia para atender al público en general- y una especia de chabolismo en zona de super lujo

Estos edificios/chabolas deben desaparecer de esa parte tan importante de la ciudad, máxime cuando con la apertura del Museo Enaire, en las naves de Corcho y la extensión de jardines y bancos ha puesto en valor este paseo de San Martín. 

Santander y Cantabria deben actuar con urgencia para que esos edificios, junto la mar -¿La ley de Costas? – sigan siendo un borrón en la traza urbana de Santander. ¿Por qué ni en el Ayuntamiento, ni en el ministerio de Transición ecológica, ni en el gobierno de Cantabria se aborda este asunto? Un misterio más de los sinsentidos de esta región. 

Publicidad

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último