18 C
Santander
jueves, octubre 6, 2022

CONFLITOS ACTUALES: DOBLE MORAL 

Hay un hecho desgraciadamente claro, indiscutido, demostrado empíricamente como si de una ley física se tratara, como es que desde que el hombre irrumpió en la tierra, la paz mundial es una entelequia, dicho de otra forma, pues, aunque en el plano teórico éste deseo universalmente compartido es “potencialmente posible”, en la práctica, desgraciadamente, por unas razones o por otras, ha resultado un imposible ratificado por las leyes estadísticas (y ahí esta la historia para corroborarlo).  

Es por ello que, tras la II Guerra Mundial, los países civilizados procuraron establecer una serie de principios inalterables (Derecho a la libertad, salud, etc., etc.), así como la creación de una serie de Organismos internacionales, como la ONU, el más emblemático, entre otras varias afines, así como Tribunales de Justicia Internacionales,  para evitar que la historia se repita, sin embargo, estamos comprobando que falta mucho camino por recorrer. 

Y digo esto, porque los conflictos no han disminuido (en el mundo actualmente hay más de 30) pero además no todos se miden por el mismo rasero, pues, si hacemos un somero repaso geopolítico de todos uno de ellos,  podemos comprobar que la respuesta internacional no siempre esta siendo la misma, haciendo depender su trascendencia en función de los países directa o indirectamente implicados y, lo que es más significativo aún,  de los intereses en juego (económicos o políticos).

Es decir, no es lo mismo que, por poner un ejemplo, los USA hayan interferido durante muchísimos años en América del Sur (en la era Kissinger) para evitar la propagación de las revoluciones marxistas a raíz de la Cubana, o Corea, Vietnam, etc. (con asesinatos de presidentes de por medio), y lo mismo cabe decir de la antigua URSS, hoy Rusia, cuando invadió Afganistán, luego Crimea y ahora en Ucrania, a los que se da mas protagonismo internacional y mediático,  respecto a aquellos otros conflictos más alejados como los África (donde las involuciones son constantes), Oriente Medio, Siria, donde llevan diez años desde la caída de Assal el Afaz, pasando por  la guerra de los Balcanes. 

Sin embargo, como digo, las respuestas de la ONU no siempre fueron las mismas ni unidireccionales ni todo lo ecuánimes que deberían ser en todos y cada uno de ellos, de tal modo que tras el atentado de las Torres Gemelas el 11 S 2001, dicho Organismo permitió, dio cobertura legal y legitimó la invasión de territorios Afganos ocupados por los Talibanes por parte de USA (y la OTAN liderada por los USA), hasta implantar la Republica Islámica, y todo ello, como digo, bajo la bendición de la ONU, por cierto y en lo que a esta última se refiere, con una responsabilidad directa de los USA, tras retirar Biden las fuerzas militares, dejando el país en manos Talibanes con lo que ello implica, donde es un hecho publico y notorio que se vulneran sistemáticamente todos los derechos fundamentales del individuo como la vida, la libertad, derechos de la mujer, religión, etc. y me pregunto: ¿Qué hace el resto del mundo al respecto?. ¿Por qué ha dejado de ser noticia?. ¿Dónde están las sanciones y bloqueos a este régimen radical?. 

Lo mismo habia sucedido con la Invasión de Irak a Kwait, la ONU permitió la irrupción de la industria militar de Occidente (USA, fundamentalmente) por los intereses económicos que habia en Juego con el petróleo de por medio. 

Lo más llamativo de todo esto es que la prensa Occidental se ha unido al carro de la desinformación, de tal modo que la profesión periodística actualmente es la más devaluada, en cuanto a credibilidad se refiere, muy lejos aquella de investigación e información real y veraz de otras épocas, puesto que se ha plegado a los grandes grupos mediáticos, controlados por la Oligarquía financiera, económica (no solo rusa) y tecnológica de Occidente  que los sustenta  y controla, de tal modo que son los que marcan la línea roja entre el bien y el mal, en función de los intereses -económicos-en juego. 

Estando todos de acuerdo, como estamos, que lo que viene haciendo Putin en Ucrania es totalmente ilegítimo y censurable, desde cualquier punto de vista  que se mire (salvo para los ciudadanos de su país que lo respaldan en más de un 81%, incluido el 30% de la oposición, lo que no deja de ser llamativo), nadie puede poner en tela de juicio que lo que parecía, y así se viste, un conflicto bilateral entre dos países,  de entre las decenas de guerras que hay actualmente (ocupación de territorios), la invasión de Ucrania se ha convertido en la práctica en un conflicto mundial o al menos plurinacional entre los dos bloques tradicionales, y ello resucitando lo que dábamos por extinguida guerra fría entre USA y URRS. Y a la vista está que todos los países occidentales, bajo el paraguas de la OTAN, estamos ya posicionados e implicados lógicamente en favor de Ucrania ante la intromisión ilegítima de Rusia, aportando dinero, efectivos y armas,  lo que a mi modo de ver no deja de ser una implicación directa o indirectamente en el conflicto. 

Sin embargo, tras la tradicional ocupación por Israel de Palestina, y con la escusa de los constantes atentados, se viene levantando un muro de más de 750 kms de longitud,  lo que ha supuesto una invasión de parte de Cisjordania, extralimitándose de la frontera acordada en su día, lo que constituye toda una ocupación ilegítima con decenas de muertos prácticamente a diario, frente a la que Occidente guarda silencio, y no se posiciona en favor de los territorios ocupados. Que alguien me explique ¿Qué diferencia hay entre una ocupación y otra?. Sin embargo, en este último caso no hay una implicación mundial. 

Al punto, me gustaría saber, si los Estados Unidos, y en concreto su actual Presidente, no hubiera tenido relación alguna con Ucrania (la prueba está que su hijo estuvo relacionado con intereses gasísticos allí), la versión y las consecuencias serían otras, o las acusaciones de injerencia de Rusia en las Elecciones Presidenciales en las que resultó vencedor Donald Trump, por poner otra razón. 

¿No estamos acaso ante una doble moral a la hora de analizar todos estos hechos, a mi juicio censurables desde cualquier punto de vista”. 

Publicidad

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último