16.6 C
Santander
domingo, mayo 9, 2021
Publicidad

“AYUSOTNAMI- PLEBISCITO A SANCHEZ”

El pasado martes, el pretendido SHOW de la vacunación de Revilla le salió el tiro por la culata, pues además de la reacción propia de la vacuna (sin esperar colas) desapareciendo luego de escena sospechosamente, fue abucheado por un sector de la ciudadanía y especialmente de la hostelería con la que el Presidente y su Consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez se han cebado inopinadamente, al tiempo que permiten trabajar a operarios en cadena uno al lado del otro en espacios cerrados, entre una infinidad de incongruencias, llevando a esta Región a la ruina económica y moral, exigiendo y culpabilizando a esa última de algo irreal, al tiempo que permite que en los ambulatorios, y URGENCIAS, donde las esperas de la gente son masivas (todos juntos y en interior) sin nadie que las desinfecte (al contrario que en la hostelería) entre otros sectores de su “colegueo”.

Sobre el Consejero, Miguel Rodriguez, creo que no hay calificativos para plasmar la manifiesta incompetencia con su gesión al frene  de la pandemia corroborado con el auténtico desastre sobre la gestión de la vacunación, y lo mejor que podemos hacer es  prescindir de este sujeto que solo podemos calificar de despreciable e incapaz para adoptar medidas inteligentes y conciliar la situación pandémica con la económica de lo que es absolutamente incapaz, y si no que se lo pregunten al sector pesquero, uno de los focos infecciosos a los que ni siquiera vacuna a pesar de estar en estos momentos en las costeras más importantes para la región bocarte (anchoa) y sarda.

Pero sin duda lo que más molestó a nuestro sohwman Revilla fue la comparación con Isabel Díaz Ayuso que le hicieron los castigados hosteleros, lo que puede explicar las infundadas restricciones producidas con posterioridad, casualmente, tras la misma, pero debería aprender algo de lógica a su edad, y no ser tan prepotente.

Y hablando de Ayuso, no sabemos lo que va a pasar, pero de momento, ella sola, (bien asesorada por Miguel A. Rodriguezno confundir con el nefasto consejero de Cantabria– sino por el ex asesor de Aznar), ha conseguido con su prematura, y de alguna manera obligada convocatoria electoral para el 4 de Mayo, lanzar un órdago al actual Gobierno, hasta el punto de pillar a contrapie al propio Iglesias, que ha tenido que coger el buzo (remangarse las mangas) y bajar a la arena, como al propio Sanchez, que, consciente de lo que se juega, también está poniendo toda la carne en el asador, ninguneando y contrariando al candidato de perfil bajo, Sr. Gabilondo, al que no le arriendo la ganancia.

Ayuso ha demostrado ser una mujer valiente, en correlación a la cobardía de Revilla que atribuye las culpas a terceros (porque éxitos salvo la promoción de anchoas, no se le conoce ninguno)  o a informes fantasma, de tal modo y manera que la convocatoria del 4 de mayo, como diría mi amigo y magnífico periodista, Jose Angel San Martin,  se ha convertido en un plebiscito sobre la gestión de este Gobierno encabezado por Pedro Sanchez.

Los hosteleros de Madrid, conscientes del favor que ha hecho Ayuso al sector (y a la ciudadanía), han sacado una cerveza especial que se llama “la caña de España”, no solo por no dejar caer un sector que en nuestro país representa el 15% del PIB, sino que además permite socializar a los ciudadanos dentro de esta hecatombe sanitaria en la que los actuales oligarcas del mundo (las tecnológicas y amazon) nos han sumido.

Ayuso, (de la que no soy ferviente admirador, -lo soy más del Alcalde de Madrid, Sr. Almeida-), pase lo que pase el 4 de Mayo, está luchando sola contra todos los elementos especialmente contra el actual Gobierno de España y toda la izquierda (unida y/o desunida), y para mí, insisto de la que no soy muy devoto- ya es la gran triunfadora por sus agallas y habilidad, y además porque con su gestión ha impedido que durante la pandemia se destrozaran en Madrid más de 40.000 empleos directos y otros tantos indirectos, y ello sin coste sanitario alguno porque los madrileños, con dicho escenario no han resultado peor parados que los alemanes, franceses, catalanes, cántabros, que hemos tenido cerrado a cal y canto fundamentalmente la hostelería con cuyo sector se han cebado inopinadamente Revilla  a pesar de que no es el responsable de la propagación del covid, y esto lo sabemos todos.

Por tanto, el 4 de Mayo pueden suceder varias cosas:

1.- Que Ayuso pierda las elecciones, o aún ganándolas no saque mayoría absoluta, ni mayoría suficiente para formar gobierno (ni siquiera con el apoyo de Vox), pues tiene a todos en contra. Pero al menos lo ha intentado.

2.- Que gane con mayoría holgada, con o sin Vox, y pueda formar gobierno en solitario o en coalición. En cuyo caso, Sánchez debería reflexionar y entender que la derrota tiene un nombre y un autor: El mismo.

3.- No descartemos la desaparición de Ciudadanos, lógica por la errática política de Inés Arrimadas, ni tampoco el fracaso de Podemos, pudiendo constituir el principio del fin.

En definitiva Ayuso, que poco tiene que perder (la iban a intentar desbancar con la moción), puede, además de ganar las elecciones y formar gobierno, limpiar el  espectro político español.

La cosa está interesante. Esperemos que el Tsunami Ayuso clarifique más el horizonte y marque la dirección en la que deben moverse los políticos a nivel nacional: conciliando salud y economía, frente la mentira, la desidia, la vagancia, la desinformación y el despilfarro.

Revilla, aprenda usted, pero su engreimiento y su soberbia dudo que le hagan rectificar y en lugar de meterse con Ayuso aprenda de ella y luego váyase cuanto antes para su casa a una residencia, o a la tele, pero deje que Cantabria se recupere de su nefasta gestión, pero claro si miramos alrededor, no me extraña que este octogenario siga ahí, porque el PP, con Sáenz de Buruaga, no da la talla, pues ni está ni se la espera.

Creo que cada día que pasa está perjudicando a su partido a una alternancia solida para Cantabria, esto explica el subidón de Revilla, no hay adversarios.

Publicidad

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último