13.1 C
Santander
viernes, mayo 27, 2022

A HOSTIAS CON LOS CHINOS

Acabo de enterarme que las hostias chinas, acorralan a mano abierta a las monjas carmelitas que hasta ahora se dedicaban a preparar con esmero y dedicación lo que va a ser el cuerpo de Cristo para su consagración en la Santa Misa….

Parecía que en este asunto, sin duda un asunto muy serio, debiera de haberse guardado un mínimo respeto cuidando las formas y dejando el monopolio de las obleas en manos santas y puras, como las de las monjitas de clausura que se pasan el día rezando por todos nosotros y no tienen otra financiación para mantener sus conventos medio vacíos, que esta industria…..

Pero claro hay que recordar que, el Nazareno, cuando en la Sagrada Cena compartió el pan con sus Apóstoles consagrándolo como su cuerpo, no se anduvo con hostias, nunca mejor dicho, y escogió un pan sobrante que había encima de la mesa después de la jamada, esto es un pan normal.

Y si El lo hizo, así, sin más, quien es el guapo que se atreva a imponer ahora una fórmula (digamos como la de la Coca Cola) a fin de controlar el monopolio del negocio de un mercado del que se consumen en el mundo millones de unidades….

De ahí resulta que, los chinos comunistas, que se multiplican por el mundo como una ola imparable invadiendo todos los campos del comercio y la economía, se han dado cuenta que esto de las hostias puede ser un buen negocio y se han puesto a hacer hostias como si fueran pegatinas…..

Resultado, que las monjitas, no pueden competir, dada su fabricación artesanal, con el precio industrial de los chinos que las venden en las parroquias un 40% más baratas y además lo hacen por internet y te las llevan a la parroquia a misa puesta…

Los comunistas chinos (o lo que quiera que ahora sean, pues eso no lo sabe ni Dios) se han metido a comerciar con total desparpajo con el cuerpo de Jesucristo, como si se tratara de un producto más, al grito de guerra de: ”todo balato…todo balato”, ante la impotencia de las monjas y de la Iglesia tradicional, que ve como los curas de las iglesias de los barrios más apartados acuden de tapadillo a los comercios de todo a euro, a comprar hostias como si se tratara de un paraguas, de esos que no aguante diez gotas….

Yo de niña, cuando iba a comulgar, solía preguntarme, quien hacía aquellas hostias tan ricas…. Mi madre me respondía: “ los ángeles hija, los ángeles… por eso se llama pan de ángel”.

Y con ello me quedé durante años, dejando esta respuesta, como tantas otras, en el baúl del olvido….hasta hoy mismo !!!Ahora me entero que, los ángeles, eran las ángelas y que los chinos las han jodido bien jodidas….

Es verdad que, la masa para las hostias de las monjitas está mejor hechas, eso sin duda, y que está a homologada con la denominación de origen por los conventos de clausura españoles, pero en esto el sabor resulta irrelevante….

A las hostias no se le pueden aplicar los criterios y las valoraciones de la restauración gastronómica, a no ser que las presente en la tele el obicuo Arguiñano!!!! Con tal que se cumpla con la normativa de la Conferencia Episcopal que fija un porcentaje mínimo de harina en la composición de la masa de hacer hostias para ser consideradas pan de consagrar,  la  cosa ya vale por lo visto!!
Así que como en tantas otros aspectos de la vida, lo determinante para la compra es el factor precio. Además los chinos aumentan la oferta haciéndolas con sabores a vainilla, fresa, avellana y chocolate, como si fueran helados, e incluso para celíacos!!!

Es como con la sangre de Cristo, que lo mismo vale con un vino cojonudo reserva de la Rioja Alavesa, digamos como un Contino o un Marques del Riscal que, con un vino peleón de esos de tetra brick marca Don Simón o de origen desconocido que, te deja el estómago barrido para una semana entera o más….

Pero la misa en la consagración hace milagros, y aunque esté bautizado con agua o rellenado con alcohol de orujo, o te deje una diarrea de la hostia, no por ello deja de ser la sangre de Cristo…

Las pobres monjitas, después de haber visto cómo se hundían sus negocios tradicionales de  dulces, licores o bordados, ven hoy como su último reducto, el de las hostias del cuerpo de Cristo… ¡quien lo hubiera dicho!…  se va al traste ante la falta de solidaridad y conciencia de los propios curas que, se pasan al negocio de los comunistas ateos por un plato de lentejas…..

Coco Bari©©®

Publicidad

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Permite que se te muestren anuncios en nuestra web.

Parece que estás usando un bloqueador de anuncios. Dependemos de la publicidad para financiar nuestro medio.