18.5 C
Santander
jueves, octubre 6, 2022

El IPC se dispara al 10,2% en junio el más alto desde 1985 a pesar de las medidas de Sánchez

La inflación subyacente, que no contabiliza los alimentos no elaborados ni productos energéticos, sube hasta el 5,5%, su nivel más elevado desde agosto de 1993

El Índice de Precios de Consumo (IPC) sigue disparándose y en el mes de junio subió un 1,9% en relación con el mes de mayo y su tasa interanual 1,5 puntos, elevando el global del año hasta el 10,2%, su nivel más alto desde abril de 1985, según los datos definitivos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

No sólo rubrica su adelanto el mes pasado el INE, sino que lo ha elevado una décima, desde el 1,8% al 1,9%, más de un punto superior a la del mes anterior y su mayor alza en un mes de junio desde 1977.

Así, de esta forma la inflación encadena dos meses consecutivos de subidas en su tasa interanual después de que en abril se moderara 1,5 puntos de golpe, hasta el 8,3%, mientras que en mayo, se elevó hasta el 8,7% y en junio hasta 10,2%, superando los temidos dos dígitos.

La escalada del IPC interanual hasta el 10,2% en junio se debe, principalmente, a las subidas de los precios de los carburantes, de los combustibles para calefacción, de la electricidad, de la restauración y los hoteles, y de los alimentos, según los datos aportados por el INE.

Con respecto a los alimentos, su subida ha interanual del 12,9%, casi dos puntos superior a la de mayo y la más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994, está basada principalmente en el encarecimiento de frutas, legumbres y hortalizas, carne, pan, cereales y leche, queso y huevos.

Si no se tuviera en cuenta  la rebaja de impuestos en la electricidad, el IPC interanual alcanzó en junio el 11,1%, nueve décimas por encima de la tasa general del 10,2% y es que la calefacción, el alumbrado y la distribución de agua se han encarecido un 35%, mientras que los aceites y grasas han situado un 37% más caros, los huevos cuestan un 23,9% más y el transporte personal sale un 19,7% más caro por el mayor coste de los carburantes, a lo que haya que añadir que muchos alimentos registran subidas de dos dígitos en sus precios, como la leche que se ha ido a un 20,4% más cara y las frutas frescas un 19,3%.

LA SUBYACENTE SE ELEVA AL 5,5%
Pero lo más preocupante es la inflación subyacente, que no contabiliza los alimentos no elaborados ni productos energéticos, aumentó en junio seis décimas, hasta el 5,5%, su valor más alto desde agosto de 1993.

En junio, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 10%, esto supone 1,5 puntos más que en el mayo, mientras que el indicador adelantado del IPCA aumentó un 1,9% en tasa mensual.

Publicidad

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último