11.4 C
Santander
viernes, diciembre 9, 2022

Duro revés del Banco de España al Gobierno al rebajar al 1,4% el crecimiento del PIB, 7 décimas menos, para el 2023

Retrasa la recuperación de la economía hasta principios de 2024 y revisa al alza la inflación con una subida media del 8,7% en 2022, del 5,6% en 2023 y del 1,9% en 2024

Duro revés del Banco de España (BdE) a las previsiones del Gobierno al rebajar al 1,4% las previsiones de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para el 2023, lo que supone 7 décimas menos lo anunciado por el Ejecutivo español que lo había establecido en el 2,1% para el próximo año.

Una previsión que deja en evidencia los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que han aprobado este martes tanto el PSOE como Podemos, los dos socios de Gobierno para el próximo año.

«La persistencia de tasas de inflación elevadas, el endurecimiento de las condiciones financieras y las prolongadas distorsiones de la oferta han conducido a un empeoramiento de las perspectivas de corto plazo«, señala el BdE, significando además que «más allá de los trimestres más inmediatos, la evolución económica depende crucialmente de los desarrollos de la guerra en Ucrania».

En su informe, el BdE, indica que «se espera que el PIB de la economía se desacelere hasta el 1,4% en 2023 y retome un mayor dinamismo en 2024, avanzando un 2,9%«, y explica que la economía comenzó a desacelerarse en el tercer trimestre de este año.

En cuanto a la inflación, estima que  tasas son «significativamente más elevadas y persistentes que las anticipadas unos meses atrás», pese a que las medidas del Gobierno estarían reduciendo esa inflación en 3 puntos porcentuales, por lo que prevé una inflación media en 2022 del 8,7% (frente al 7,2% de junio), que se moderará gradualmente hasta el 5,6% y el 1,9% en 2023 y 2024, respectivamente. 

Aclara el BdE, que «estas perspectivas acerca de la evolución de la inflación en nuestro país también están sometidas a una extraordinaria incertidumbre y dependerán, entre otros aspectos, de la trayectoria de los precios de las materias primas y de la reacción de los salarios y de los márgenes empresariales ante el aumento de los precios de consumo y los costes de producción».

«A lo largo de 2023, se contempla una moderación progresiva de los precios de los bienes energéticos y alimenticios, una mitigación muy gradual de los cuellos de botella y de las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania, y una traslación contenida de los aumentos de los costes a los precios finales de los productos y a las demandas salariales», por lo que la actividad económica podría mostrar un mayor dinamismo a partir de la próxima primavera, ayudando a ello también un mayor despliegue relativo de los proyectos de los fondos europeos.

Publicidad

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último