12.3 C
Santander
miércoles, diciembre 7, 2022

Un solo detenido por la «batalla campal» de Piquio entre radicales del Racing y del Málaga

Sólo un detenido, al menos de momento, por la «batalla campal» sucedida en la mañana del sábado entre radicales del Racing y del Málaga en la zona de Piquío, aunque desde la Delegación del Gobierno, aseguran que «habrá más».

Se trata de un joven de 22 años aficionado del Racing de Santander aunque según fuente policiales se prevé que «en unos días» haya más, donde un aficionado del Málaga resultó herido.

La delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones, ofrecía esta mañana una rueda de prensa junto a la jefa superior de la Policía Nacional en Cantabria, María del Carmen Martínez, y el jefe regional de Operaciones del Cuerpo, Miguel Ángel Ramos, y tras reunirse con miembros de la directiva del Racing. esperan tomar «algún tipo de determinación» para que vuelvan a ocurrir actos de este tipo acciones que viene siendo habitual esta temporada cuando juega el Racing en casa porque «esto no puede ser una batalla campal cada 15 días».

Quiñones explicaba que «20 ó 30» hinchas del Racing «de una peña concreta«, sin señalar cual de ellas, acudieron a la zona de Piquío, en Santander, donde estaban desayunando aficionados del Málaga, iniciándose así los «disturbios» entre los «radicales» de uno y otro club, que acabó en la batalla campaña que se ha podido ver en las imágenes grabadas.

Además la Delegada del Gobierno, se ha defendido de las críticas recibidas indicando que el operativo policial establecido para un partido que no estaba declarado de alto riesgo ya que no se habían registrado «incidentes previos» entre aficiones de ambos equipos.

Ha aclarado, que en ningún caso los aficionados del Málaga había viajado en autobuses a Santander sino que los había hecho en coches particulares, ni que llegaran la vípera y se quedaran en hoteles, porque lo hicieron el mismo día del partido y que los «radicales, habían obtenido las entradas «fuera de los canales habituales», según el jefe de Operaciones de la Policía Nacional.

Seguían explicando, tanto Quiñones, como el jefe de Operaciones, que «desde primeras horas de la mañana» se llevaron a cabo controles preventivos en los accesos a la ciudad para intentar «detectar» los vehículos y de esta forma «acompañar» a estos aficionados malagueños para que no hubiera incidentes.

En su explicación, detallaban que se había detectado desde primera hora movimientos de «radicales» del Racing de una peña determinada, hacia la zona de Piquío, lo que hizo sospechar, según Quiñones, que podían haber quedado «para pegarse», «en ese momento», y no previamente, como se ha dicho y que ante esto, se levantaron controles por parte de la Policía Nacional, que llegaron «rápidos» al lugar de los hechos, lo que motivo una rápida dispersión de los radicales.

A pesar de los destrozos en la zona de Piquío, Quiñones ha asegurado que la Policía Nacional «hizo su trabajo y lo hizo muy bien», con un operativo en el que participaron «casi 100 agentes», mostrando «rechazo absoluto» a quienes se quejan del dispositivo policial y «siempre ponen la pelota en el otro tejado».

Por último, Quiñones ha pedido al Racing que no deje acceder al estadio a aquellos aficionados que tengan sentencia firme por actos violentos, en la reunión mantenida con los mandatarios verdiblancos.

Publicidad

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último