13.9 C
Santander
jueves, junio 30, 2022

Revilla: «Esto no se acaba hasta que no se vacune a todo Dios»

El Presidente regional cree que "tenemos diputados suficientes en el Congreso para en 48 horas lograr dos tercios" que permitan cambiar la Constitución para obligar a vacunarse a todo el mundo

El Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, es consciente que cuando habla no deja indiferente a nadie y más con las declaraciones efectuadas este martes con respecto a las vacunas y aquellos que no quieren vacunarse ya que según el se debía obligar a vacunarse a todo el mundo «por las buenas o por las malas, por lo civil o lo militar».

En declaraciones efectuadas este miércoles en el programa «Directo Antolín», de Cantabria fm, Revilla no se arrepentía sino que se reafirmaba en ellas porque «no es una teoría de ahora, llevo diciéndolo hace casi un año», añadiendo que «yo tengo esa idea en la cabeza y bien metida porque esto no se acaba hasta que no se vacune a todo Dios«.

«Qué derecho tiene una persona en uso a su libertad de poner en peligro a los demás?, indicaba Revilla, pero lo cierto es que esto es algo que recoge la Constitución española, la libertad individual de cada persona de poder elegir si quiere o no recibir esa vacuna.

Ante esta situación la solución del Presidente cántabro es que «tenemos diputados suficientes en el Congreso para en 48 horas lograr dos tercios que opinen esto que opino yo, que hagan una Ley», porque según el «esto se hace de la noche a la mañana teniendo votos». «Los artículos de la Constitución y todo lo que no rige lo hacen los políticos con normas en el Parlamento que luego los jueces tienen que atender porque si no son claras luego hacen lo que les da la gana».

Lo que propone Revilla, se trata de una imposición a una persona que no quiere ser vacunada privándole de su libertad de poder escoger si lo hace o no, aunque para el líder regionalista esto como los impuestos » hay que pagarlos, si no lo haces te embargan o vas a la cárcel si es más de 120.000 euros», porque «hay tantas cosas que nos obligan a hacer y las hacemos».

Probablemente la comparación no sea la más correcta al ser esto un tema de la salud de cada personas, Revilla cree que «una vez que se sabe que la vacuna es eficaz» no tiene sentido negarse.

A pesar de que se está generando de nuevo un alarmismo que parece ficticio a tener en cuenta que sólo hay 12 personas en los hospitales y de ellas una en las UCI, el Presidente piensa que puede ir a más porque «quien no dice que dentro de 15 días en 30 o 40 y tres muertos diarios, ¿que? porque está subiendo el pico».

Revilla no cree que esté faltando información a favor o en contra porque «he hablado con cientos de médicos, auténticos genios aquí en Cantabria, y la vacuna es la solución, y no hay terceras personas montando esto y que es un cuento porque no es la primera vez que ocurre en la Humanidad».

Lo cierto es que ahora por internet llegan informaciones de otros medios de comunicación extranjeros donde opinan científicos y médicos que no son partidarios de la vacunación masiva y esto da la oportunidad de haya personas que se informen de esa manera aunque para Revilla de quien hay que fiarse en «la OMS, de Valdecilla» y de los médicos que tenemos en Cantabria porque «hay que fiarse de los que saben».

«Hay que vacunarse» porque «yo estoy esperando la tercera dosis y encantado«. concluía Revilla.

Publicidad

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo último

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Permite que se te muestren anuncios en nuestra web.

Parece que estás usando un bloqueador de anuncios. Dependemos de la publicidad para financiar nuestro medio.