10.2 C
Santander
martes, febrero 27, 2024

Entrevista en El Debate – Iñigo de la Serna: «Yo no dejaría a Sánchez las llaves de mi coche. No es un socio fiable»

El encargado de elaborar el programa marco del Partido Popular para las elecciones de mayo cree que «el rechazo que genera Sánchez se va a convertir en el éxito rotundo del PP»

Publicidad

El periódico digital El Debate, publica este sabádo una entrevista al que fuera exministro y exalcalde de Santander, Iñigo dde la Serna, por su interés la reproducimos en cantabriapress.com

Raquel Tejero

El Partido Popular ha confiado en Iñigo de la Serna para la elaboración del programa marco para las elecciones de mayo. El que fue ministro durante el Gobierno de Mariano Rajoy ha visitado El Debate para hablar de la actualidad política, sus objetivos y las metas de su partido.

–¿Cómo fue el momento en el que Alberto Núñez Feijóo le llama y le pide que se incorpore a su equipo para la campaña electoral?

–Para mí fue un momento difícil en cuanto a la decisión y fácil en cuanto a la ilusión y las ganas que tenía de poder participar en un proyecto como el que me estaba ofreciendo. Fue difícil en el sentido de reincorporarme en esa actividad política que yo ya había dejado al margen. También analizando la compatibilidad con mi vida personal, familiar y profesional, etc.

–¿No le da vértigo abandonar el sector privado?

–Tengo una encomienda de gestión muy concreta que es para la redacción del programa marco y eso me ha permitido no desligarme de la actividad. A partir de ahí, sobre el futuro, nada está escrito y yo mejor que nadie sé que es muy difícil hacer predicciones sobre dónde va a estar uno en el futuro. De momento voy a intentar echar el resto en la responsabilidad que me han dado.

–Le iba a preguntar precisamente por el futuro. Borja Sémper ha dicho que su intención es continuar en el partido después de las elecciones. ¿Y la suya?

–Sinceramente, no le puedo decir porque ni siquiera me he puesto a valorar ninguna alternativa. El caso de Borja y el mío son distintos y tenemos en común lo importante que es que hay que cambiar las cosas. Es un momento para que realmente se produzca un cambio de Gobierno.

–¿Echaba de menos la política?

–A mí me encanta la política y disfruto con la política aun estando fuera. No me termino de creer que aquellos que han estado mucho tiempo en política se pasen al sector privado sin tener el gusanillo que les hace interesarse por la actualidad. Yo me he llevado algún disgusto en relación con algunas de las cosas que están pasando que tienen que ver con la última etapa que yo afronté como ministro en el Gobierno de España. Me refiero al cambio legal en torno a la sedición, a la malversación y a todo lo que gira en torno al mundo independentista. Lo viví muy de cerca con la aplicación del artículo 155 y me genera tristeza ver que ahora todo eso parece que no pasó porque algunos necesitan votos.

En la calle hay mucho enfado respecto a las políticas de Sánchez

–Nombraba usted su etapa como ministro. ¿Cómo ha cambiado la política desde que usted la abandonó?

–Hay un deterioro importante del conjunto de las instituciones y esto también me ha hecho dar el paso en la contribución dentro del programa marco. Cuando uno lee el programa institucional presentado por Feijóo te das cuenta de que cualquiera de los que estén en la calle, vote a quien vote, podrá compartir la inmensa mayoría de las cuestiones. Yo creo que esto es importante. Yo viví un momento en el que quien luchaba contra la fractura de España era el Estado español en su conjunto. El deterioro ahora de las instituciones está promovido por el Gobierno de España.

–¿Se ve usted de nuevo como ministro?

–En absoluto. Mi etapa como ministro ya pasó y yo estoy centrado en el programa marco que bastante tengo. Cuando miro hacia el pasado me siento muy orgulloso de lo que pude hacer y sentirme agradecido. He tenido muchísima suerte y haber estado en sitios que ni me imaginaba cuando me crie en un barrio de Santander.

Mi etapa como ministro ya pasó

–Dentro del programa marco que usted está elaborando, ¿cuáles son los ejes principales en los que se enmarca?

–Va a tener un componente que tiene que ver con el modelo de país y con el fortalecimiento de las instituciones porque no es cierto que los ayuntamientos y las comunidades autónomas no puedan contribuir. Lo pueden hacer de forma muy efectiva. Luego tenemos el eje principal del programa que son las personas para mejorar sus vidas. Tendremos iniciativas en todas las diferentes áreas y políticas sectoriales, pero en todas está ese componente esencial que son las personas.

–Uno de los asuntos que más llamó la atención cuando se presentó ese comienzo de la creación del programa marco fue la intención del PP de abrirse, e incluso pedir, reuniones con sectores o colectivos que no fuesen del espectro del Partido Popular. ¿Cómo están yendo esas reuniones?

–Estamos dirigiéndonos de forma prácticamente permanente a centenares de organizaciones sociales, económicas y políticas para poder tener encuentros y escucharlos. Ese es el mandato que tenemos. No queremos diseñar un programa desde un despacho en Génova. Tenemos que escuchar atentamente lo que pasa en la calle. Vamos a escuchar a la gente lo que dice y vamos a escuchar a toda la gente. Nada de centrarse en reunirnos solo con aquellas asociaciones que sepamos que tienen una posición favorable. Un partido político debe escuchar a todo el mundo.

–¿Se sigue considerando el Partido Popular como un partido de derechas?

–Nosotros no ofrecemos una visión de derecha. Nosotros tenemos una ADN muy claro del centro derecha reformista y liberal. Nuestro espectro político es el de la centralidad, el de la moderación, el del sentido común, que es el que muy bien representa Feijóo. Sus resultados, que se ven muy bien en las urnas, son espectaculares. Y yo insisto que cuando ha presentado su plan de calidad

institucional nadie le estaba pidiendo que, con tanta antelación a unas hipotéticas elecciones generales, tuviera que presentar un programa de estas características. Cuando lo hace es porque está convencido de la urgencia y la necesidad de cambiar las cosas y recuperar la normalidad institucional.

Nuestro espectro político es el de la centralidad

–¿No cree que esa intención de agrupar el centro para intentar conseguir el mayor número de votos puede ahuyentar al votante más tradicional del Partido Popular?

–Yo no diría que el Partido Popular esté mirando a la derecha o a la izquierda. El Partido Popular tiene su proyecto político, tiene sus principios, tiene sus valores y Feijóo los representa mejor que nadie. No está ni con esa obsesión de decir una palabra que agrade a alguien que se sitúa mucho más a la izquierda de nuestro espectro político, ni contentar a aquellos votantes que prefieren depositar su confianza en otra formación que esté bastante más a la derecha. Simplemente está exponiendo cuál es su proyecto para el país.

–El Gobierno anunció que había un principio de acuerdo para la modificación del artículo 49 de la Constitución. ¿No temen que esto pueda ser un caballo de Troya para otras modificaciones?

–Yo creo que eso se ha dicho de una manera absolutamente contundente. Ese acuerdo se establece con un principio y una línea roja esencial, que es que no se utilice para otro tipo de cuestiones. Se ha hecho público y es bien conocido. Con lo cual no entra en la cabeza de nadie que ahora mismo eso vaya a ser admitido. No solo sería engañar a un partido político y al conjunto de los españoles. Sería absolutamente ruin y cruel. Nosotros llegamos a un acuerdo porque nos parece que hay una palabra que no representa a esas personas.

Yo no daría a Sánchez las llaves de mi coche

–Pero ¿es Sánchez un socio fiable para entablar una negociación como la modificación de la Constitución?

Yo no le daría las llaves de mi coche. La respuesta es «no». No es un socio fiable. Dijo que no dormiría si tuviese a Podemos como socios y ahora no dormiría sin ellos.

–Le pregunto también por el aborto. No ya por la polémica de Castilla y León sino por el posicionamiento del Partido Popular respecto al aborto.

–Me ciño a lo que dijo el presidente hace unos días. El asunto fundamental que preocupa al Partido Popular es que una joven de 16 años pueda tomar esa decisión sin ningún tipo de autorización por parte de sus padres. No es razonable y es una línea roja para nosotros.

–¿Qué pasa con Vox? ¿Se sienten ustedes más cómodos con el PSOE que con Vox a pesar de compartir gobierno con ellos en algunos territorios?

–No creo que el Partido Popular esté con ninguna política ni de rechazo ni de aceptación a nadie. Yo creo que el presidente Feijóo está a lo nuestro y a lo que preocupa a los españoles. No dedica un minuto ni está preocupado a saber lo que dice Vox u otras formaciones políticas. Está preocupado por lo que está haciendo el PSOE de Sánchez por la erosión de las instituciones españolas. Eso sí que le preocupa.

El rechazo que genera Sánchez se va a convertir en el éxito rotundo del PP en mayo

–¿Cómo ve las elecciones autonómicas y municipales de mayo?

–Yo soy muy optimista. Yo creo si uno recorre la calle se da cuenta de que hay una necesidad de cambio. En las políticas municipales es muy sencillo palpar lo que la calle piensa y también es fácil saber si lo estás haciendo o no bien. Yo palpo en la calle que hay una necesidad de cambio y hay mucho enfado respecto a las políticas de Sánchez. Ahora mismo, el presidente genera un rechazo que se va a convertir en un éxito rotundo del PP en las elecciones de mayo.

Publicidad
spot_imgspot_img

ENCUESTA:

¿Qué te parece la ley de amnistía?

Cargando ... Cargando ...

Dejar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Si has leído hasta aquí...

... te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por leer esta noticia, como sí sucede en otros medios de Cantabria. ¿Y eso quiere decir que no necesitamos ayuda?. En absoluto: vuestro apoyo es más necesario que nunca. Porque en CANTABRIA PRESS creemos firmemente que ofrecer la información en abierto es la mejor fórmula para combatir, en estos tiempos confusos que corren., la desinformación.

spot_imgspot_img

Lo último